Más de un millar de efectivos continúan trabajando por sexto día consecutivo en la lucha contra el gran incendio de sexta generación que ya ha arrasado cerca de 10.000 hectáreas en un perímetro de 90 kilómetros de Sierra Bermeja.

La jornada de ayer arrancó con nuevas noticias esperanzadoras, aunque muy prudentes, por parte de la dirección del centro operativo regional del Infoca, que aseguró que la noche del domingo les había dado una «tregua» que había permitido trabajar a los bomberos forestales.

El subdirector del centro operativo regional del Infoca, Alejandro García, explicó que los trabajos se centran ahora en la zona oeste del incendio, la que atañe a los términos municipales de Casares y Genalguacil, reactivada por los fuertes vientos de levante que soplaron ayer y la influencia de una tormenta sin aparato eléctrico que trajo «fortísimos vientos cizallantes» del oeste, provocando incluso la retirada de algunos medios aéreos debido a las turbulencias.

«Los trabajos nocturnos van a concentrarse en esa zona, que es la que amenazaría en su caso el diseminado que hay en Casares. En tal caso lo avisaríamos con suficiente antelación», añadió García. Por su parte, la consejera de Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, habló de un «potencial riesgo» para estos términos municipales.

En cuanto al resto de frentes, el sur se encuentra ya estabilizado, en el norte continúan avanzando los trabajos, aunque no sigue apagado y en la zona este ya no hay llamas pero continúan activos diversos puntos calientes.

Según García, esta última zona, después de cuatro días de trabajo, ha conseguido sellarse aunque no está cerrada aún.

En cuanto a la situación del Pinsapar de Los Reales, la consejera concretó que la gran masa de estos abetos se encuentra fuera de peligro. « Aún mantiene puntos calientes pero la actividad del fuego se ha visto extremadamente reducida. Con los trabajos ahora sí quirúrgicos de ir buscando los puntos calientes e ir apagando que se harán esta noche más lentamente pues esperamos cercarla también», añadió el subdirector regional del Infoca.

28

Ronda acoge a los desalojados por el incendio de Sierra Bermeja Álex Zea

Realojos

El avance de los trabajos en la zona norte permitió ayer por la noche el realojo de 1.366 personas de cinco de los seis municipios del Valle del Genal que habían sido evacuados. Son Jubrique, Faraján, Alpandeire, Júzcar y Pujerra.

Según anunció Crespo en torno a las nueve de la noche de ayer, los desplazados ya podían volver de forma escalonada y controlada a sus casas, a excepción de aquellas personas con movilidad reducida o que requiriesen ambulancias, para las que se activará un dispositivo esta misma mañana.

Hasta ahora, estos ciudadanos estaban reubicados en distintos puntos de los municipios de Ronda y Algatocín.

El único pueblo que aún debe mantenerse confinado es Genalguacil, debido a que podría verse afectado por la propagación de las llamas en la zona oeste.

«No podemos permitir el realojo en Genalguacil. Esto no es un capricho, es una necesidad, no vamos a poner en riesgo a nadie», aclaró Crespo.

Un helicóptero se estrella, sin víctimas, cuando transportaba a 19 miembros de un retén en el incendio de Sierra Bermeja Video: Agencia Atlas | Foto: @AT_BRIF

Un helicóptero accidentado

La tarde de ayer dejó un susto importante para todo el operativo de extinción, después de que un helicóptero del Infoca, que sobrevolaba una de las zonas afectadas por las llamas, colisionara contra un árbol y cayese al suelo.

El vehículo siniestrado fue uno de los Superpuma del Plan Infoca que están trabajando en las labores de contención y extinción del incendio de Sierra Bermeja y sufrió un accidente mientras sobrevolaba una de las zonas afectadas por las llamas. Afortunadamente, de los 19 ocupantes todos están bien, por lo que no se tuvieron que lamentar daños personales.

Según informó la Junta, el accidente ocurrió al levantarse una nube de polvo formada por los trabajos de la maquinaria pesada, que impidió la visibilidad del piloto del helicóptero. El Infoca precisó que la aeronave experimentó una «toma dura» de tierra al rozar su rotor de cola con un árbol, cuando se disponía a dejar una brica (Brigada de Refuerzo contra Incendios de la Junta de Andalucía) de Granada para que se incorporasen a los trabajos. «Todos sus integrantes y la tripulación están ilesos», celebraron.

«Además, estos 19 hombres una vez que se les ha pasado el susto han decidido terminar su turno. Las dos horas que aún les quedaban. Esa es la implicación de las mujeres y hombres del Infoca», alabó Alejandro García.

«En la zona trabajan hasta 51 medios aéreos, en un espacio relativamente pequeño, junto al trabajo de la maquinaria pesada y los bomberos forestales», recordaron fuentes de la Junta.

Por otro lado, dos bomberos de la Agencia de Medioambiente de la Junta de Andalucía resultaron heridos el domingo durante las labores de extinción del incendio provocado en Sierra Bermeja.

Los dos efectivos presentaban heridas de consideración leve y una evolución favorable. Ambos están ya en sus casas, según confirmó la consejera de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible. Los bomberos fueron trasladados el domingo al Hospital Costa del Sol de Marbella para ser examinados y practicarles las pruebas pertinentes.

En cuanto al origen del fuego, la Fiscalía de Medioambiente considera que los primeros datos de la investigación del incendio apuntan a que fue provocado de forma intencionada, si bien es pronto para disponer de información sobre la autoría. La Fiscalía señala la existencia de «varios focos iniciales del fuego, originados de forma prácticamente simultánea y cercanos a sendos puntos de una carretera poco transitada, con posibilidad de estacionamiento de vehículos, que pueden apuntar a una etiología intencional».