La política se enciende cuando ni siquiera han pasado 24 horas desde que se diera por controlado el incendio que ha calcinado casi 10.000 hectáreas en Sierra Bermeja. El Partido Socialista y el Partido Popular han prendido la refriega política sobre la gestión de los incendios forestales de la Junta actual y la gobernada por el PSOE en los años anteriores, echando mano a partidas presupuestarias e incluso al incendio de Doñana de 2017.

El PSOE-A ha anunciado hoy que una vez culminen los trabajos de extinción del fuego será el momento de pedir explicaciones a la Junta en el Parlamento andaluz en cuanto a la gestión del incendio. "Ahora lo que toca es culminar el proceso de extinción y en eso el PSOE va a tener altura de miras, pero no eludirá sus responsabilidad de, llegado el momento, reclamar la dación de cuentas y de responsabilidades de la Junta en sede parlamentaria", según ha manifestado en rueda de prensa el portavoz de Presidencia del Grupo Socialista en el Parlamento, Mario Jiménez.

Jiménez, que ha alabado la "respuesta inmediata" del Gobierno de España con la catástrofe, ha señalado que la decisión de incorporar más medios extraordinarios en el dispositivo de extinción dependía de la Junta.

En referencia al papel de las alcaldías de los municipios afecados, el socialista ha criticado que "los alcaldes deberían haber sido más escuchados durante estos días" y ha lamentado "los insultos" que recibió el alcalde de Genalguacil, Miguel Ángel Herrera, por parte del presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado.

Por ello, Mario Jiménez ha reclamado al PP-A y al consejero de la Presidencia y presidente del PP malagueño, Elías Bendodo, que "digan si respaldan las declaraciones del señor Salado, cuando ha llamado mentiroso al alcalde de Genalguacil, insultando a un alcalde que en medio de una situación tan compleja solo reclamaba más medios para su municipio".

El portavoz socialista ha recordado también el incendio que quemó 10.000 hectáreas y afectó al espacio natural de Doñana en 2017, cuya gestión estuvo a cargo del gobierno socialista de Susana Díaz. Mario Jiménez ha criticado la "demagogia, la manipulación, la falsedad y la política de bajo nivel" empleadas por el PP cuando lideraba entonces la oposición.

En el otro frente, el PP-A, en palabras del parlamentario, Pablo Venzal, ha afeado que el Partido Socialista avive la "confrontación puramente partidista" a cuenta del incendio de Sierra Bermeja y ha cerrado filas en torno al trabajo de la Junta, defendiendo además un refuerzo de los medios materiales y humanos del Infoca.

"Creemos en los servicios públicos y lo hemos demostrado con inversión", según ha indicado Venzal, quien ha rechazado entrar en cuestiones "meramente partidistas", como pretende el PSOE-A.

En esta línea, el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, ha defendido, en cuanto a las condiciones laborales del Infoca, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que las partidas han aumentado en cada presupuesto, con 175 millones en 2021, y ha recordado que el último gobierno socialista de Susana Díaz "recortó 36 millones".