La provincia malagueña ha agregado cuatro fallecidos y 138 nuevos contagios por Covid-19, en una jornada en la que ha vuelto a bajar la tasa de incidencia. Ahora son 89,5 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

De los cuatro fallecidos, dos se localizan en Fuengirola, donde ya son 66 las víctimas mortales desde que se produjeron los primeros decesos en la provincia. Otra muertes se ha confirmado en el término de Marbella (acumula 224) y la cuarta, en Cártama (19 hasta ahora).

Los datos del coronavirus arrojan además una nueva reducción en la presión hospitalaria. Son siete menos los pacientes ingresados en la provincia, de forma que ahora son 166. De ese total, 37 se encuentran en UCI (cuatro menos que en la víspera). Es menos significativo el número de pacientes curados, porque son 59 en las últimas 24 horas frente a los casi 1.000 del día anterior.

De todos los distritos sanitarios, el único que este miércoles depara más curados que positivos es el de la Serranía de Ronda (dos frente a ocho, respectivamente). No obstante, los registros son bastante parecidos en el de la capital, con 45 nuevos pacientes y hasta 41 personas que han superado la enfermedad en esta última actualización.

Te puede interesar:

Ya son 154.789 los malagueños contagiados desde el inicio de la pandemia, mientras que la cifra de personas que han superado la enfermedad de manera satisfactoria se eleva en este momento a 143.725. Con 1.938 fallecidos con Covid-19 que hasta la fecha lamentan el conjunto de los seis distritos sanitarios de la provincia, el número de casos activos es ahora de 9.126, 75 más que el día anterior con los números ya reseñados.

En cuanto al plan de vacunación, en la nueva actualización aparecen más de 6.000 dosis inoculadas en la provincia. Así han podido alcanzar la inmunidad unas 4.850 ciudadanos, al completar la pauta de la vacuna, mientras que otras 1.957 personas han incrementado el número de ciudadanos con al menos una dosis.