Cuenta la leyenda que Cana Cludhmor, la diosa irlandesa de la Música, escuchó una noche, mientras paseaba por la playa, unos sones hermosísimos que le condujeron a un profundo sueño. Cuando despertó descubrió que la música procedía de la acción del viento sobre los tendones y el esqueleto de una ballena, algo que le permitió inventar el arpa.

El Dúo Cludhmor, formado por la arpista malagueña de 17 años Claudia Feng Pedrajas y por el tenor de 29, el gaditano residente en Málaga José Manuel Portas, rinde homenaje a la mitológica creadora del arpa y realizará este sábado, a las 8 de la tarde, su primera actuación, que tendrá lugar al aire libre en el Cementerio Inglés.

El repertorio: canciones francesas de Fauré y Debussy, además de lieder de Beethoven, Schubert, Richard Strauss y los ‘Rumores de la Caleta’ de Albéniz, un solo de la arpista.

Claudia Feng -nombre propio chino que significa ‘viento’- entró a los 7 años en una escuela de música y a los 8, cuando ingresó en el conservatorio, eligió el arpa sin dudarlo. Después de una década de estudio y su participación en varias formaciones como la Joven Orquesta Provincial de Málaga y en la actualidad, en la Academia Orquestal de Málaga, en la Joven Orquesta del Sur de España y la Joven Orquesta de Andalucía, tiene claro que quiere pasar al Conservatorio Superior para convertirse en arpista profesional.

«Todavía no sé si para dedicarme a la docencia o para tocar pero sí sé que quiero vivir de la música», resalta. Ahora mismo está en el último curso del Conservatorio Profesional Manuel Carra, donde es la única alumna. Además, a los 13 años empezó a tocar en público y ha recibido clases de dos arpistas de la Filarmónica de Viena.

Como destaca, para ser arpista hay que tocar el instrumento -un arpa de pedales- a diario «para no perder agilidad» y ser una persona muy disciplinada, «pero es un reto que merece la pena».

Entrada al Cementerio inglés. | LA OPINIÓN Alfonso vázquez. málaga

En el Manuel Carra comparte alguna asignatura con el tenor José Manuel Portas, que fue quien le propuso poner en marcha esta formación. José Manuel se inició en los estudios musicales como trompetista pero fue tras cinco años en Amsterdam cuando decidió formarse para tenor y regresar a España. En Amsterdam, por cierto, llegó a actuar con un coro en el famoso Concertgebouw ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon.

«Quiero estudiar para profesional pero no en Málaga porque no hay catedrático de canto», lamenta. José Manuel Portas está convencido de que este es su camino: «Todo es complicado en la vida pero con paciencia y dedicación, si te gusta no importa echarle horas», remarca.

Los dos miembros del Dúo Cludhmor afrontan el estreno de mañana con ilusión y confiesan que les gustaría ofrecer algún día un concierto parecido en los Baños del Carmen.

El programa de este sábado se adapta a la tesitura vocal del tenor y algunas piezas, como la de Beethoven, han sido adaptadas para el arpa por la propia intérprete malagueña.

En el Cementerio Inglés, delante de la iglesia de San Jorge, se escucharán este sábado los sones de un dúo musical joven con muchas ganas de triunfar.