La incidencia del Covid-19 en la provincia sigue bajo mínimos en un año. La tasa media cierra la semana en 79,6 casos por 100.000 habitantes, después de que se hayan registrado 112 nuevos positivos y 760 curados en las últimas 24 horas. No obstante, después de un jueves sin fallecidos, en esta actualización se confirman tres en Málaga capital (suma 735), Vélez-Málaga (105) y Coín (25).

El incremento de los curados respecto a la cifra de nuevos contagiados por la enfermedad propicia que los casos activos vuelvan a reducirse, esta vez por debajo de los 7.700, cuando eran casi 25.000 las personas que luchaban contra el coronavirus en la provincia hace apenas cuatro semanas.

Por distritos sanitarios, aún quedan 3.087 casos activos en el de la capital, otros 3.026 en el de la Costa del Sol más occidental, 640 en el Valle del Guadalhorce y 512 en el distrito de la comarca de la Axarquía. Son 340 en La Vega antequerana y restan 32 casos activos en la Serranía de Ronda, donde aún no se ha alcanzado la barrera de los 5.000 positivos desde el inicio de la pandemia. 

En el ámbito autonómico, el cierre de la semana depara 565 nuevos positivos y siete fallecidos con Covid-19, de forma que son cuatro los localizados fuera de la provincia malagueña. Hasta la fecha se han contagiado en la suma de los seis distritos sanitarios de Málaga un total de 155.031 personas, mientras que los decesos son ahora 1.941. 

Por rangos semanales, en los últimos siete días son 747 los positivos confirmados en la provincia, 1.000 menos que en el balance de la última semana de agosto. Y también ha descendido la mortalidad. Si han sido 12 desde el pasado viernes, al cierre de agosto las muertes por semana se elevaban hasta 40.