Como un ángel de la guarda. Así actuó Soledad Jiménez, participante esta noche en la VIII ‘MLK Tahermo & Trail’, la carrera nocturna que recorre el Centro de Málaga, cuando vio cómo otro corredor caía desplomado ante sus ojos. Fue en la zona del Parador de Gibralfaro, tras una dura subida al monte incluida en el recorrido de 10 kilómetros de esta peculiar carrera. Uno de los participantes sufrió un ataque al corazón y se cayó al suelo sin fuerza. El susto fue tremendo, pero Soledad Jiménez tuvo la sangre fría de actuar con rapidez y eficacia para salvarle la vida. Inmediatamente le empezó a practica la reanimación cardiopulmonar (RCP), robándole segundos y minutos a la muerte. Gracias a esta técnica, lo pudo mantener con vida hasta la llegada de la ambulancia, que se llevó al corredor hasta el Hospital Clínico, donde se mantiene estabilizado, según fuentes de la organización de la carrera. Los propios médicos reconocieron que gracias a la intervención de Soledad Jiménez, se ha salvado la vida de este corredor, cuya identidad no ha trascendido.

La carrera partió de la calle Alcazabilla, rodeó la Alcazaba y subió al monte Gibralfaro por La Coracha, en un duro recorrido que une algunos de los principales hitos históricos y patrimoniales de la ciudad.