La Policía Nacional ha detenido en Málaga a la responsable de una clínica de depilación láser por su presunta responsabilidad en un delito de estafa. La investigada, de 35 años y nacionalidad brasileña, habría cerrado la actividad comercial sin previo aviso, dejando a multitud de clientes con tratamientos por finalizar --en muchos casos financiados-- con el consiguiente perjuicio económico.

Hasta la fecha la Policía ha tramitado 28 denuncias de afectados, aunque se estima que la cifra de perjudicados sea bastante mayor, al albergar el negocio una cartera de unos 2.000 clientes, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

La investigación que ha dado lugar al arresto de la responsable de la clínica se inició a partir de la recepción de varias denuncias por un supuesto fraude relacionado con tratamientos de depilación láser, en Málaga.

Así, varios clientes de un negocio ubicado en el centro de la capital denunciaron que la clínica donde se sometían a tratamientos de depilación láser había cerrado de manera repentina y que, tras llamar a los números de teléfono de contacto en busca de una solución a sus sesiones de estética pendientes, no recibían respuesta alguna por parte del negocio.

Los investigadores, continuando con las indagaciones, descubrieron que la clínica que había echado el cierre en la capital también tenía otras sedes en la provincia, concretamente en las localidades malagueñas de Marbella y Fuengirola. Todas las oficinas de esta empresa se encuentran cerradas al público actualmente.

Según las pesquisas, muchos de los perjudicados habían contratado los tratamientos de depilación láser a través una financiera, habiendo contraído una deuda con la misma que tenían que amortizar a plazos.

Finalmente, agentes de la Comisaría de Distrito Centro detuvieron el pasado día 16 de septiembre a la única responsable del negocio, quien, según la investigación, no ha presentado concurso de acreedores ni tampoco ha dado alternativa a sus clientes para completar los tratamientos, habiendo desmantelado las clínicas de todos los equipos y materiales propios de la actividad comercial.