Un 88% de los ciudadanos ve necesario fomentar la formación en educación vial en patinetes y bicicletas, según concluye 'Spin Report: La percepción de la ciudadanía sobre la micromovilidad', un estudio elaborado por Kantar para Spin, la compañía de movilidad compartida y eléctrica de Ford Motor Company, a una muestra de 2.000 personas.

Según han informado este lunes los autores de este informe, se trata del primer estudio sobre micromovilidad compartida en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Sevilla, Málaga y Tarragona, principales ciudades españolas que han contado con servicio de patinetes eléctricos compartidos durante el último año.

De este modo, la realización de cursos de patinetes y bicicletas a la ciudadanía es una necesidad en la que coinciden todas las ciudades encuestadas: Tarragona (94%), Barcelona (90%), Madrid (89%), Sevilla (86%), Málaga (85%) y Zaragoza (81%).

"El estudio nos muestra una conclusión muy relevante para las ciudades: los ciudadanos demandan más educación vial. La formación es de esencial importancia para Spin. Buena muestra de ello es que hemos impulsado la Spin Scooter Academy by RACC, la primera academia de conducción de patinetes eléctricos que ayer celebró su segunda edición en Madrid con un gran éxito de convocatoria", ha afirmado Filippo Brunelleschi, Country Manager en España y Portugal de Spin.

A su vez, Brunelleschi ha añadido que este fin de semana también han colaborado con los patinetes en un taller de conducción de patinetes eléctricos, organizado en Zaragoza por varias entidades en el marco de la Semana Europea de la Movilidad.

La micromovilidad aumenta el uso del transporte público

Asimismo, un 70% de todos los encuestados afirma que se desplazaría más en transporte público si tuviera servicios de micromovilidad cerca que le facilitaran el acceso a la parada o la llegada a su destino, una cifra que asciende al 79% en el caso de Sevilla y Málaga, y al 71% en Madrid.

Por otro lado, un 76% de la población encuestada querría un sistema tarifario integrado conjunto de transporte público que incluyera los servicios de micromovilidad compartida. Una demanda que obtiene un mayor respaldo en concreto entre los sevillanos (82%), los malagueños (80%) y los zaragozanos (81%).

Para Brunelleschi, estos datos desmienten "la falacia de que las opciones de movilidad compartida son una amenaza para el uso del transporte público y no una opción complementaria". Es más, los datos muestran que hasta harían incrementar su uso", ha asegurado.

El motivo principal de los encuestados para utilizar el patinete eléctrico compartido se atribuye a la voluntad de reducir la contaminación (59%). Le siguen la facilidad de aparcamiento (53%) y el hecho de poder desplazarse más rápidamente para ganar tiempo (44%). Málaga es la ciudad con mayor puntuación en este punto, con un 68%, le siguen Sevilla y Zaragoza con un 62%.

Destaca asimismo que el 82% de la población encuestada anhela vivir en una ciudad menos contaminada, un dato que se mantiene en Madrid y que asciende en el caso de Tarragona (87%) y de Barcelona (86%). Además, un 62% de la población encuestada afirma que cada vez le gusta menos coger el coche por la ciudad, cifra que se sitúa por encima de la media en Tarragona (66%), Sevilla (65%) y Barcelona (64%).