Dos hermanos de 21 y 23 años, naturales y vecinos de Málaga, han sido detenidos por agentes de la Policía Local como presuntos autores de un robo con violencia e intimidación.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23.30 horas del pasado sábado, 18 de septiembre, en las inmediaciones del Bulevar Louis Pasteur, por la zona de ampliación de la universidad, cuando los individuos, que vestían de negro y con gorra del mismo color, aprovecharon que la pareja de jóvenes se encontraba en los asientos traseros para acercarse al coche y directamente golpearlo con un bate de béisbol, para acto seguido exigirle a las víctimas todo lo que tenían.

Ante tal situación las víctimas se vieron obligadas a entregarles los teléfonos móviles y el bolso de ella, manifestándoles el hombre que su cartera estaba en la parte delantera y no podía cogerla desde la parte trasera del vehículo, por lo que les dijo que iba a salir del coche para ir a por ella.

Entonces, según ha informado la Policía Local en un comunicado, sintió cómo al cogerla, uno de los asaltantes le puso una navaja en el abdomen a la vez que le decía: "Dame la cartera y déjate de tonterías", haciéndole la víctima entrega de la misma tras lo que ambos asaltantes se marcharon a pie.

Poco después, las víctimas pararon a una patrulla de la Policía Local en la avenida Jenofonte, cuyos agentes avisaron de los hechos a través de los medios de radio trasmisión al resto de patrullas de servicio, facilitando igualmente la descripción y dirección de huida de los autores.

Las pesquisas llevaron a los agentes a situar a los individuos en la barriada Los Asperones, por lo que se dirigieron hasta el lugar varias unidades, entre ellas una dotación del Grupo Operativo de Apoyo (GOA), de la Policía Local de Málaga, acompañados por las víctimas del robo.

Los agentes localizaron e interceptaron a los dos hermanos presuntamente implicados en los hechos, el más joven de ellos cuando pretendía salir por la parte trasera de la vivienda en la que residían junto a sus padres, siendo ambos reconocidos por las víctimas.

A preguntas de los agentes, el individuo de mayor edad terminó reconociendo la autoría de los hechos, así como que el bate de béisbol utilizado en el robo se encontraba tras la puerta de su dormitorio, siendo entregado por su padre a los policías locales, que comprobaron que se trataba de un bate de madera de 60 centímetros, procediendo a su intervención, no siendo posible, en primera instancia, localizar ni la navaja ni los objetos sustraídos.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención de ambos individuos y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puestos a disposición judicial.