Fernando López Clemente es director comercial REO Granular de Aliseda Inmobiliaria, una de las empresas principales de nuestro país en gestión integral inmobiliaria.

¿Cuál es el análisis que hace de la situación actual que vive el mercado inmobiliario malagueño?

Es un mercado que está pasando por un momento excepcional. Málaga está de moda. Atrae talento, goza de buenas infraestructuras (y las tendrá mejores aún), tiene una excelente oferta de ocio, cultura y servicios, dispone de un magnífico hub de comunicación.

Hábleme de la actividad de Aliseda, la empresa de la que usted es director comercial.

Aliseda es uno de los principales gestores integrales inmobiliarios de España. Gestionamos todo el ciclo inmobiliario, desde la gestión de la deuda fallida con colateral inmobiliario, la recuperación del activo, definición de la estrategia de cada activo buscando la maximización de valor, y la comercialización de los mismos. Manejamos unos volúmenes francamente impresionantes, destacando la venta anual de más de 5.000 viviendas, 1.000 ámbitos urbanísticos en gestión, venta de 200 suelos finalistas al año. etc. Esta actividad nos permite tener un conocimiento sectorial muy profundo en cada uno de los micromercados en los que trabajamos. Por ejemplo, en los últimos meses hemos vendido activos en más de 2.500 municipios distintos, lo que nos permite entender a los clientes de estos mercados, y disponer de una base de datos inmensa de potenciales clientes segmentados por tipología de activos y ubicación física.

¿Ha cambiado mucho aspectos como el teletrabajo y la digitalización de los canales de venta en la configuración de la actual demanda de servicios inmobiliarios?

Sin duda la digitalización está cambiando el sector inmobiliario. En concreto en la comercialización de activos, Aliseda ha puesto en marcha un canal de venta digital que está permitiendo a cualquier potencial cliente adquirir una vivienda nuestra a través del móvil: Interesarse por la misma gracias a avanzadas técnicas de foto y vídeo, agendar una visita, realizar una visita virtual (o física si así lo desea), firmar el contrato de reserva y tramitar el resto de documentación necesaria para poder formalizar la compraventa. De momento el único paso presencial es la firma en notaría.

¿Cuales son las grandes fortalezas y las debilidades del sector inmobiliario en nuestra provincia?

Como fortalezas, sin duda la oferta de servicios e infraestructuras que la provincia ofrece, la cantidad de empresas tecnológicas que se están implantando en Málaga, y que están cambiando el perfil del demandante de vivienda. Como amenaza, no saber avanzar correctamente con el desarrollo urbanístico, y que éste no esté a la altura de la expectativa del modelo de ciudad y provincia que los malagueños y el resto de españoles esperan en el medio y largo plazo.

¿Demandante extranjero o nacional?

Los dos. Málaga es un destino universal, con una fama mundial creciente, gracias a su combinación de oferta de servicios, infraestructuras, transporte, clima, etc.

En la mesa redonda en la que usted participó se habló de «demanda embalsada» ¿Nos puede explicar este concepto?

Es la demanda que no pudo satisfacerse debido a las restricciones y temores que sufrimos durante el confinamiento provocado por la Covid-19. Esta demanda, una vez que las restricciones fueron mitigándose, provocó un boom de ventas, que con el tiempo se ha ido reduciendo hasta los niveles normales de actividad.

Las preferencias actuales de los demandantes inmobiliarios ¿son las mismas o han cambiado respecto a la época prepandemia?.

En estos primeros compases de la nueva normalidad detectamos que los compradores buscan viviendas con más luz y espacio al aire libre. Terrazas, jardines son conceptos altamente demandados. También hemos detectado, para el mercado nacional, un incremento notable de la demanda de segunda residencia.

¿Cómo prevé el futuro a corto plazo del mercado residencial?

Muy bueno. Las perspectivas macro, los fondos Next Generation, los bajos tipos de interés, etc. anticipan unos años muy buenos en el sector inmobiliario.

Hábleme de la situación de los otros sectores inmobiliarios (oficinas, logístico, retail, hoteles, etc.)

Son sectores muy dispares. El logístico es un sector al alza debido al comercio electrónico, tanto el de gran superficie, como el de última milla. El de oficinas se está recuperando, especialmente en las grandes ciudades, y el de hoteles volverá en la medida en que el turismo volverá de nuevo a nuestro país.