Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado 14 de septiembre en Málaga a un hombre de 25 años y nacionalidad neerlandesa al tener en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE), dictada por las autoridades judiciales de su país, por delitos contra el orden público, contra la seguridad del Estado y por tráfico de drogas.

Al ser identificado en la estación de autobuses presentó a los agentes una carta de identidad manipulada por lo que también se le ha imputado un delito de falsedad documental. Al reclamado le constaba en vigor, desde el mes de diciembre del pasado año, una OEDE por su presunta participación en los delitos contra el orden público, contra la seguridad del estado y tráfico de drogas.

Según recoge la requisitoria, el fugitivo habría huido a España tras serles intervenidas en su vehículo tres armas de fuego, así como 840 pastillas de XTC --éxtasis-- y 997 gramos de cocaína.