La Gerencia Municipal de Urbanismo incoará un expediente de reclamación previa contra el expediente del Ministerio de Cultura acerca de la Torre del Puerto, el rascacielos hotelero que un grupo de origen catarí quiere levantar en el dique de Levante. Así lo confirmó este viernes el edil de Ordenación del Territorio, Raúl López, quien firmó el informe técnico-jurídico que sustentará esa reclamación.

Cabe recordar que este trámite es distinto al avance del procedimiento en el ámbito urbanístico. De esta forma, una vez que se presente esta reclamación, el Gobierno, a través del Ministerio de Cultura, contestará lo que proceda, o tal vez nada. Y, ante eso, el Ayuntamiento de Málaga se plantea mover ficha: el siguiente movimiento en este complicado tablero sería ya la interposición de un recurso ante la jurisdicción Contencioso-Administrativa, abriendo la vía judicial (el Gobierno ya ha dado por agotada la vía administrativa, pero el Ayuntamiento no y por eso no presenta directamente un recurso contencioso en los juzgados).

Cabe destacar que el 2 de agosto pasado se notificó al Puerto, la Junta y el Consistorio el informe del Ministerio de Cultura, posterior a la visita de los técnicos, en el que se rechazaba la Torre del Puerto. En el informe, se hacía constar expresamente la siguiente reflexión: se alude a «la existencia de indicios suficientes de expoliación que el proyecto Torre del Puerto supone para el patrimonio cultural de la ciudad de Málaga» y el porqué de esa aseveración residía en que «altera de manera irreversible el paisaje histórico» que caracteriza al Centro Histórico, «la relación directa de esta con el mar y la contemplación conjunta de ambas, elementos motivadores de su declaración como conjunto histórico y Bien de Interés Cultural (BIC). Cultura recogía así las críticas al impacto visual que tendrá el hotel.

El otro procedimiento es el de la modificación de elementos del Plan Especial del Puerto que tramita Urbanismo y que debe acabar con el sí definitivo del Pleno (hay controversia entre el Ayuntamiento y el Estado sobre si debe publicarse antes o después de ese paso en el boletín oficial correspondiente. Esa modificación de elementos aumenta la edificabilidad para acoger los metros que medirá el hotel y permitirá el uso hotelero de ese suelo, ahora prohibido por la legislación).

La investigación de Cultura se abrió de forma paralela al trámite urbanístico «con el fin de realizar las actuaciones que sean precisas, en el ámbito de las competencias propias del Ministerio, a la vista de los riesgos que para el paisaje de la ciudad pueden presentar las construcciones y, ante la eventualidad de que se produzca un supuesto de expoliación de los bienes del Patrimonio Histórico español».

23

Nuevo proyecto del hotel del Puerto de Málaga. La Opinión

Así, este viernes se reunieron representantes de la Junta, el Puerto y el Ayuntamiento con el fin de analizar qué postura tomar ante el informe del Ministerio, que ha solicitado más información y estudios a distintas estancias. Es decir, cómo responder. Y el Ayuntamiento decidió presentar una reclamación previa. «Entendemos que la resolución firmada por Cultura no está conforme con lo que entendemos como razonable», dice López, porque, entre otras cosas, «se mete en la competencia municipal y eso es lo que vamos a defender».

El Estado, explica, tiene competencia sobre el asunto del expolio, pero es la Junta la que tiene competencias en ello y es la que debería hablar en este caso, siempre según el Consistorio. «Hay aseveraciones del informe que no son ciertas. De hecho, existe una Evaluación Ambiental y un informe de Cultura de la Junta al respecto». Y esos estudios, dice, indican que no hay «atentado» alguno al patrimonio. «En cualquier caso, habría expolio cuando haya proyecto, ahora estamos definiendo las normas del planeamiento, no el proyecto. Si hubiera expolio, aún no se habría producido», recalcó.

En segundo lugar, criticó el razonamiento del informe de Cultura «sobre la delimitación del Pepri Centro, cuando la Junta ya resolvió que el Puerto no forma parte de ese ámbito». En cualquier caso, incidió en que «el informe de Evaluación Ambiental y el de Patrimonio ya indicaron que no había afección patrimonial ni al paisaje». Por tanto, se ha aprobado la reclamación previa basada en un informe técnico-jurídico. «Si no contestan o, dependiendo de lo que contesten, después formalizaremos o no el recurso ante el juzgado». «Cuando se les notifique, o ellos corrigen o no, y tendremos dos meses para interponer el recurso» en sede judicial, que sería el siguiente paso, aunque lo cierto es que Cultura ya cerraba la vía administrativa en este asunto y daba dos meses para la interposición de un recurso Contencioso-Administrativo. En su opinión, hay también «una usurpación de competencias» en cuanto a la Junta, porque es la que tiene atribuciones (ambientales y urbanísticas), insiste, en este asunto. «El Ayuntamiento sale en defensa de los intereses municipales».