La firma de hipotecas para viviendas en Málaga ha vuelto a repuntar este año confirmando la reactivación del mercado inmobiliario una vez superados los peores tiempos de la pandemia. La provincia acumula un total de 11.284 préstamos hasta el mes de julio, superando en un 10% las cifras del pasado año y casi al mismo nivel del ejercicio de 2019, que marcó los ritmos más altos de la última década. Además, los importes medios de las hipotecas actuales son los más elevados desde la época de la época de la famosa burbuja, en 2008, cuyo drástico estallido dio origen a la larga crisis económica que se sufrió en los años siguientes.

Así, los bancos han prestado hasta julio algo más de 1.802 millones de euros, según los últimos datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que arroja una hipoteca media de casi 160.000 euros, muy cerca del récord del boom inmobiliario: en 2007 el promedio fue de 165.000 euros y en 2008, cuando ya se barruntaba el pinchazo de la burbuja, se movió en 159.000. En 2009, con la crisis ya declarada, el promedio cayó a los 123.000 euros, y en los años más complicados de la recesión (entre 2012 y 2014) se llegó a caer a poco más de 100.000 euros para luego, a partir de 2015, ir poco a poco remontando.

Las cifras de ventas de viviendas en Málaga confirman que el sector de la vivienda vive un momento álgido aunque, eso sí, con dos segmentos bien diferenciados. Así, las operaciones globales han crecido este año hasta julio un 34% con 17.355 operaciones, pero mientras que el segmento de vivienda nueva mejora un 60% las cifras del pasado año y también un 25% los niveles de la prepandemia, las ventas de la segunda mano siguen un 13,4% por debajo de las de 2019, confirmando que son las flamantes promociones que están llegando al mercado en Málaga capital y toda la Costa el Sol las que mantienen muy alta la actividad.

Los portales innmobiliarios señalan que estos aumentos de firma de préstamos y de importes se están dando a nivel de todo el país y constatan una recuperación del sector inmobiliario tras la pandemia y un aumento del interés de los españoles por la compra.

El director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, observa en estas cifras "una normalización" del sector, acompañada también de unos tipos de interés con "valores muy moderados" que incentivan la compra. "Estos datos, sumados a los de otras estadísticas oficiales, consolidan la vuelta a la situación prepandemia en el sector con una demanda muy activa que estimula la creación de nuevos hogares", ha expresado Font.El portal pisos.com mantiene buenas previsiones para fin de año, aunque advierte del impacto de nuevas olas de coronavirus, la ley de vivienda o la gestión de los fondos europeos.

El responsable de idealista/hipotecas, Juan Villén, apunta que los tipos de interés están impulsando la firma de hipotecas, sobre todo las de tipos fijos, que representan el 68,1% del total. "El importe medio de los préstamos concedidos se mantiene también alto, fruto del mantenimiento de los precios de las viviendas a pesar de la pandemia y de las necesidades de financiación de las familias para acceder a la compra", ha agregado Villén.

Por su parte, Fotocasa contextualiza los datos dentro de la situación de pandemia del último año y aprecia en este crecimiento de las hipotecas el "arranque de las operaciones embalsadas". "Las hipotecas que no se pudieron firmar durante el estado de alarma comenzaron a ejecutarse a partir de julio del año pasado", ha explicado la directora de Estudios y portavoz de Fotocasa, María Matos.

Matos también ha relacionado este cambio de tendencia con la caída de la percepción de incertidumbre respecto a la pandemia, que anima a apostar por la compra, y, al igual que el resto de portales, con la estrategia de la banca para conceder hipotecas.

"Las buenas condiciones de rebaja de intereses actuales están haciendo que muchos pequeños ahorradores se lancen a comprar vivienda. La demanda de compra está viviendo un auge sin precedentes y muchos españoles se han pasado a la compra de vivienda y se han animado a buscar una vivienda mayor", ha precisado Matos.

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas en España subió un 36,8% en julio respecto al mismo mes de 2020, hasta sumar 35.329 préstamos. El importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas aumentó un 3,8% en julio, hasta los 136.527 euros, mientras que el capital prestado creció un 42,1%, hasta los 4.823 millones de euros, según los datos del INE.

El 31,9% de las hipotecas sobre viviendas se constituyeron en julio a tipo variable, mientras que el 68,1% se firmaron a tipo fijo, el porcentaje más alto de la serie histórica. El tipo de interés medio al inicio fue del 2,19% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 2,72% en el caso de las de tipo fijo.

La Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP) ya ha vinculado en varias ocasiones el incremento de la hipoteca media con la llegada de nuevas promociones de viviendas al mercado y con algunos cambios de prioridades entre los compradores a la hora de buscar casa motivados por la propia pandemia. Terrazas amplias, servicios y zonas comunes o sistemas de eficiencia energética son algunos de los factores que están llevando a los compradores (siempre que el bolsillo lo permita, claro) a afinar más en su elección de hogar, en una época pandémica en la que ha cobrado todavía mayor relevancia, por motivos obvios, la calidad de vida que pueda desarrollarse en el propio domicilio.