Dos mociones se debatieron ayer sobre la recién hallada cueva de la Araña. Fue en la Comisión de Urbanismo. Raúl López, edil de Urbanismo, propuso una enmienda al PSOE y a IU y Podemos: instar a la Junta a que obtenga la información necesaria y haga los correspondientes estudios para decidir luego si se protege y cómo la cueva hallada, de gran valor geológico y que podría haber albergado vida humana hace miles de años. El caso es que la oposición no ha aceptado esta enmienda, lo que ha significado que el PP y Cs rechacen todos los puntos propuestos, entre ellos pedir a la Junta permiso para que se personen en la cueva técnicos de Urbanismo, expertos de la Federación Andaluza de Espeleología y del yacimiento del Complejo del Humo para confeccionar un informe complementario.

«¿Cree que tenemos un interés oculto en que no se estudie el patrimonio de esa cueva? Es absurdo, cuanto más patrimonio haya, mejor», dijo el edil Raúl López, quien insistió en que es la Junta la que tiene la potestad para proteger la cueva, ya se verá si por sus valores geológicos o por los arqueológicos. Defendió a la cementera que explota el terreno, de la que dijo que está colaborando.

Remedios Ramos, viceportavoz de Podemos e IU, sin embargo, denunció que primero se denunció la existencia de la cueva y afirmó que ha habido varias explosiones porque la empresa ha seguido operando para extraer áridos. Mariano Ruiz Araújo, edil del PSOE, calificó que «a este Ayuntamiento se la traiga al pairo» el destino de la cueva, como «a la Junta».