Los sindicatos con representatividad laboral en Unicaja Banco han alcanzado este martes un acuerdo para la constitución de la mesa en la que se negociará el ajuste de empleo que prepara la entidad. El pasado día 22 se celebró una primera reunión con la empresa para comenzar la negociación, pero en ese encuentro no se pudo conseguir la formación del órgano negociador por discrepancias entre las centrales sindicales. Estas diferencias han quedado hoy resueltas y han permitido la creación de la mesa, que estará compuesta por 13 representantes (4 de CCOO, 3 de CIC, 3 de UGT, 2 de CESICA y 1 de CSIF).

Cada sindicato, además, podrá tener un asesor, que estará en la mesa con voz pero sin voto. Por otro lado, se ha decidido que los otros tres sindicatos que se han quedado sin representación debido a su menor representatividad puedan también asistir con voz pero sin voto. Por tanto, habrá 21 personas en la mesa negociadora,según han explicado fuentes sindicales. El acuerdo ha sido suscrito por el 97,81% de la representación laboral de los trabajadores de Unicaja Banco, ha comentado el secretario general de la sección sindical estatal de CCOO en Unicaja, Félix Morales.

"Esta mañana ha tenido lugar en Málaga la reunión intersindical, cuyo único fin era la constitución formal de la mesa negociadora que afrontará la dura misión de tratar con la empresa los tres puntos espinosos que nos comunicó la semana pasada: reestructuración, movilidad geográfica y modificación de condiciones de trabajo", según ha explicado la responsable de CSIF en Unicaja, Pilar Martínez.

Martínez ha comentado que se ha llegado a un "consenso" para constituir legalmente la mesa, y ha destacado que el objetivo era "llegar a un acuerdo común que respetara la legalidad y amparar el derecho a poder estar todos los sindicatos presentes en la mesa, de una forma o de otra".

Los sindicatos comunicarán ahora a Unicaja Banco la constitución de la comisión representativa de los trabajadores, y quedan a la espera de que se les convoque para iniciar el procedimiento formal de periodo de consultas en base a los artículos 51, 40 y 41 del ET. La empresa ya les anunció en su momento su intención de plantear un procedimiento de despido colectivo, traslados y modificación sustancial de condiciones de trabajo. Según ha apuntado Morales, lo más probable es que la reunión se celebre la próxima semana.

Unicaja Banco, tras la absorción de Unicaja se ha convertido en el quinto banco español en dimensión, cuenta con 9.700 empleados (cerca de 6.000 de Unicaja y 3.767 de la antigua Liberbank) y alrededor de 1.400 oficinas (826 de Unicaja y 575 que eran de Liberbank). Pese a que el solapamiento comercial de ambas entidades es reducido, la entidad ya manifestó durante el proceso de fusión que evidentemente un impacto de reducción de empleo y de red. Fuentes del mercado han dado como probable en los últimos meses que el ajuste pueda ser de algo más de un millar de trabajadores.

La integración requiere de unos costes de reestructuración de 540 millones (un 70% irá destinado a sufragar el ajuste de plantilla y oficinas) pero generará también un ahorro anual recurrente de 192 millones a partir de 2023.

La nueva Unicaja Banco tiene casi 113.000 millones de euros en activos, una presencia en el 80% del país y más de 4,5 millones de clientes.