La provincia malagueña ha abierto el mes de octubre con poco más de 60 contagios, 213 nuevos curados y tres fallecidos con Covid-19, en los términos de Marbella (228 víctimas acumula desde el inicio de la pandemia), Estepona (59) y Mijas (52). Así la tasa de incidencia provincial ha vuelto a reducirse, concretamente hasta 56,1 casos por 100.000 habitantes en dos semanas.

El distrito sanitario del Valle del Guadalhorce podría ser el tercero en pasar a nivel 0, si tenemos en cuenta que todo apunta a que el de Málaga capital (ahora con una tasa de 47,7) pasará la próxima semana a dicho nivel. El único territorio que ha accedido al mismo este viernes es el de la Serranía de Ronda, que presenta en este momento una tasa media de 27,3 casos. De esta forma, en los municipios serranos no habrá restricciones horarias ni de aforos durante este primer fin de semana de octubre.

El resto de distritos aún no mencionados aún tienen sus tasa de incidencia por encima de los 60 casos. El que más lejos está del nivel 0 es el de La Vega antequerana, con 71,7. Y también se encuentran en esa situación la mayoría de municipios costeros, porque en el litoral occidental la tasa media es de 64 y en el distrito axárquico, de 61,7 casos.

Las previsiones apuntan a que en un máximo de dos semanas toda la provincia podría alcanzar ese nivel 0 que anula las restricciones, pero los expertos prefieren no aventurar fechas y recuerdan que siguen en vigor las medidas relativas al uso de mascarilla o distanciamiento, incluso por debajo del nivel 1.

En este momento figuran 2.391 personas en el listado oficial de casos activos, es decir, de quienes luchan aún contra la enfermedad. Representan en este momento apenas el 2% de los 156.125 contagiados por el coronavirus.

La Consejería de Salud y Familias mantenía como casos activos en la provincia a cerca de 25.000 personas hace mes y medio, al inicio de la segunda quincena de agosto. Desde entonces la curva no ha dejado de bajar, de forma que se han podido aliviar numerosas medidas restrictivas. Así se alcanzaban los algo más de 9.000 casos activos hace dos semanas y el número de curados no ha dejado de crecer hasta cerrar septiembre con más de 16.500 en territorio malagueño.

Este pasado mes ha concluido además con 67 nuevas víctimas mortales, justo 100 menos que las que se confirmaron en agosto. Son ahora 1.963 los fallecidos con coronavirus desde marzo de 2020 en la provincia. Hasta 788 se localizaron en el distrito de Málaga capital y otros 563 en el de la Costa del Sol occidental, como espacios de la provincia con mayor número de decesos. En el extremo opuesto, La Vega y la Serranía de Ronda, con 124 y 129 fallecimientos, respectivamente.