El sindicato UGT ha recordado este miércoles que en la provincia de Málaga hay todavía más de 60.000 hogares con todos sus miembros en paro cuando en 2019, antes de que estallara la pandemia, la cifra era de algo más de 45.000. La central, con motivo de la celebración del Día Mundial por el Trabajo Decente, que tiene lugar este jueves 7 de octubre, ha señalado que la economía malagueña sigue siendo muy dependiente del sector servicios y del turismo, por lo que la situación de pandemia "ha golpeado duramente, tambaleando el sistema y aflorando la precariedad laboral que estructuralmente está instalada en la provincia".

El sindicato ha presentado este miércoles un informe con la asistencia de la secretaria general de UGT en Málaga, Soledad Ruiz, y de la secretaria de Empleo y Formación, Leonor Gálvez. En el mismo se constata la persistencia de la precariedad laboral en la provincia. Del total de contratos que se firman en Málaga, el 86% dura menos de tres meses y, de ellos, sólo el 65% supera el mes. Por contra, la suscripción de contratos indefinidos es muy baja, representando menos del 9% de los que se firman mensualmente.

UGT también ha lamentado que, en el trabajo a tiempo parcial, las mujeres son las más afectadas, con una tasa del 28,18% en el segundo trimestre de 2021 frente al 7,76% de los hombres.

"Seguimos insistiendo en la necesidad de un mayor esfuerzo a la hora de diseñar estrategias, planes y medidas económicas, sociales y empresariales que sean capaces de estimular la oferta y la demanda a corto plazo y que impulsen definitivamente la fase de recuperación en la provincia, para no dejar a nadie atrás. También es de vital importancia la formación, la cualificación de los trabajadores y trabajadoras enfocada a los nuevos modelos productivos, con una formación profesional más acorde a la demanda", han comentado Ruiz y Gálvez.

El sindicato afirma que el empleo que se genera en Málaga está ligado en casi un 90% al al sector servicios. "Es la fuente natural de generación de empleos, pero es muy estacional y temporal. Consideramos que, para poder revertir esta situación, habría que diversificar el tejido productivo, no podemos situarnos como la cuarta ciudad por la cola en España en industrialización", han comentado. A su juicio, el turismo tiene que reestructurarse hacia una "modernización "del sector, "con más calidad y con ofertas atemporales que ofrezcan empleo todo el año y que eliminen el paro estructural".

UGT ha reclamado qeue se aproveche el buen momento tecnológico que vive Málaga para constituir un nuevo modelo de empresa, que combie el binomio ciencia-tecnología, poniendo las bases y diseñando el nuevo futuro laboral y económico de la provincia.