Sorpresa hoy en el Pleno de la ciudad al sumarse la portavoz de Cs y concejal de Cultura, Deporte y Teatinos, Noelia Losada, a una moción del PSOE, apoyada también por Unidas Podemos, en la que se pedía a los concejales que apoyasen que el Ayuntamiento de Málaga respetase los informes y las decisiones del Ministerio de Cultura sobre el expediente de expoliación que cursa sobre la Torre del Puerto, el hotel de lujo previsto en el dique de Levante. Además, respetará los informes y decisiones que del mismo emanen. Esto ha salido adelante por dieciséis votos a favor (Losada, el PSOE y UP) y 15 en contra (PP y Juan Cassá). Noelia Losada ha votado así contra los intereses del equipo de gobierno del que forma parte y con la oposición, aunque el Pleno refleja la fuerte división existente en la ciudad en torno al hotel (buena parte de la ciudad y de sus colectivos está en contra).

Es solo una declaración política, que luego podrá ser soslayada (hay otro trámite, el principal, que es urbanístico), pero lo cierto es que es la postura mayoritaria del Pleno. Lo cierto es que ahora, en el ámbito judicial, el juez de lo Contencioso-Administrativo podría tener en cuenta esta moción en su decisión final.

También ha votado Losada que el Pleno del Ayuntamiento de Málaga desestime cualquier acción jurídico administrativa que tenga por motivación paralizar el expediente de expoliación abierto por el Ministerio de Cultura sobre el proyecto de la Torre del Puerto. Es una derrota política del PP y de Juan Cassá, sin duda.

Así, en el informe primero de Cultura (a falta del definitivo), que se conoció en agosto, se hace constar expresamente la siguiente reflexión para urdir en torno a la misma un prolijo análisis: se alude a la "existencia de indicios suficientes de expoliación que el proyecto Torre del Puerto supone para el patrimonio cultural de la ciudad de Málaga" y el porqué de esa aseveración reside en que "altera de manera irreversible el paisaje histórico" que caracteriza al Centro Histórico de la ciudad, "la relación directa de esta con el mar y la contemplación conjunta de ambas, elementos motivadores de su declaración como conjunto histórico" y Bien de Interés Cultural (BIC). Es decir, Cultura recoge así las críticas al impacto visual que tendrá el hotel.

Eso sí, Losada ha dejado claro que sigue apoyando el proyecto, pero lo que ha hecho es pedir que se deje a los técnicos hacer los informes que correspondan. "No me parece recurrirlo cuando un informe no nos viene bien en el sentido de que no apoya nuestra posición sea lo correcto, porque yo quiero escuchar a todos los técnicos", ha dicho, aunque en su primera intervención dejó claro que apoya el hotel de lujo. Raúl López, edil de Urbanismo, ha dicho que escuchar a los técnicos es leer el informe de una técnico de su departamento al respecto que dice que el informe de Cultura es nulo y que produce "una reprochable invasión de la autonomía local" y ha recordado que el Puerto no forma parte del Centro, como según él aclara el informe. "Han mandado al Ministerio de Cultura y a Puertos del Estado a decir que en Málaga no se hagan más cosas porque se pone por detrás de Madrid". Ha asegurado que es "una encomienda de Pedro Sánchez para que Málaga no avance".

Daniel Pérez, portavoz del PSOE, ha pedido al equipo de gobierno que escuche, que deje trabajar al Ministerio de Cultura y permita que se recaben los cinco informes pedidos, "no torpedeen, tengamos toda la información posible y con ella decidiremos lo mejor para Málaga". Reme Ramos, viceportavoz de IU y Podemos, ha calificado el hotel de "aberración", ha repasado los informes que hay en su contra, de diversos colectivos y colegios profesionales de la ciudad y de Icomos, por ejemplo, y ha recordado que ya la ciudad perdió la Coracha y se derribaron La Mundial y Villa Maya.

La mayor defensa del hotel, por cierto, ha sido de Juan Cassá, edil no adscrito, más locuaz después de firmar el pacto de estabilidad con el alcalde. "Siempre he defendido la importancia del hotel del Puerto, es un hito arquitectónico y consolida a Málaga como puerto base de cruceros y referente del mercado del lujo". Ha acusado a los grupos de izquierda de trabajar por "la involución" de la ciudad. "Como no gobiernan en la Junta, al PSOE ya no le interesa que Málaga siga avanzando".

Luego, la cosa se ha puesto más tensa: Daniel Pérez ha llamado a López "indocumentado" y este le ha recordado que numerosos informes favorables al hotel o rascacielos los hizo la Junta socialista en 2017 y en ellos, dice el edil, se negaba que hubiera un gran impacto visual sobre la postal de la ciudad.