Las ventas de viviendas en Málaga han crecido un 40% en lo que va de año con 20.601 operaciones hasta el mes de agosto y, lo que es más revelador, se colocan ya ligeramente por encima del nivel prepandemia de 2019 (20.526 operaciones a la misma altura del año), según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los principales portales inmobiliarios coinciden en destacar que el mercado está volviendo a la realidad de antes del Covid y, de hecho, pronostican que en los próximos meses pueden darse incluso escasez de oferta ante la gran demanda actual.

La salida de la pandemia, los niveles récord de ahorro de las familias, los bajos tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) y las «mejores condiciones hipotecarias en años», según comenta el portavoz de Idealista, Francisco Iñareta, podrían ser algunas de las causas que explican las grandes cifras de ventas. Iñareta no descarta que «la oferta de viviendas disponibles se resienta significativamente y provoque futuras tensiones en los precios».

El mes de agosto, en concreto, fue particularmente bueno en la provincia de Málaga con 3.246 compraventas, una cifra que devuelve a Málaga a los ritmos mensuales de venta del boom inmobiliario (años 2007 y 2008) y que, desde aquel entonces sólo se había repetido en una ocasión: en mayo de 2017 (cuando se registraron 3.275). Sin duda, la entrega de nuevas promociones de viviendas está espoleando la actividad en este 2021, y puede darse el caso de que en agosto se hayan entregado algunas obras en concreto, ya se han registrado 1.072 operaciones en este segmento, algo que no se veía desde 2013.

La subida de las operaciones se está fundamentando claramente en los últimos meses en este segmento de vivienda nueva, que compensa así el descenso que sufren las operaciones de segunda mano. En Málaga se han vendido en lo que va de año 5.441 casas de nueva construcción, una cifra que supone un 70% de incremento sobre el año pasado y que también supera en un 41% la de 2019. Las promociones que están llegando al mercado en Málaga capital y la Costa el Sol mantienen muy alta la actividad.

Por contra, la vivienda de segunda mano sigue en niveles por debajo de la prepandemia. Hasta agosto se realizaron 14.620 ventas, un 41% por encima del horrible 2020 pero aún un 13% inferior al volumen de 2019, cuando la actividad aún no se había ralentizado por el coronavirus.

En España, la compraventa de viviendas se disparó en agosto un 57,9% en comparación con el mismo mes de 2020, hasta las 49.884 operaciones, la mayor cifra de agosto desde 2007.

La directora de Estudios y portavoz de Fotocasa, María Matos, recuerda que estamos ya en un escenario pospandemia. «Puede tratarse del arranque de las operaciones embalsadas. Es decir, las compraventas que no pudieron realizarse durante el estado de alarma comenzaron a ejecutarse a partir de julio», matizó.

El director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, coincide en que el sector inmobiliario «consolida su recuperación y sigue dejando atrás el impacto de la pandemia». Sin embargo, este «apetito» por la compra de vivienda sitúa al sector inmobiliario ante el reto de dar respuesta a la demanda que empieza a aparecer de nuevo entre los españoles. Font considera que esta tendencia se mantendrá en los próximos meses, al margen de posibles impactos del coronavirus, la entrada en vigor de la futura Ley de Vivienda o los fondos europeos.

Matos, de Fotocasa, confirma que «el interés por comprar vivienda continúa muy latente en la sociedad». Además, insiste en que «los precios no crecen al mismo ritmo y están conteniéndose».