El Ayuntamiento de Málaga, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, y Carrefour y Carmila han renovado el convenio parala ejecución de la obra de un vial paralelo a la A-7 (ahora MA-209) entre la Alameda y Barriguilla, es decir, el vial que dará acceso a decenas de miles de vehículos a Teatinos y Portada Alta, una obra que ha sufrido varios parones y que dará alivio a miles de vecinos de la zona, que se evitarán un gran rodeo.

De esta forma, las obras comenzaron, por cierto, o se reanudaron, mejor dicho, el 28 de octubre de 2020 y el plazo de finalización ya se ha cumplido, aunque aún no han concluido los trabajos, pero se espera que lo hagan este otoño. De esta forma, el 18 de marzo de 2019 se firmó el acta de replanteo de comienzo de las obras, pero se pusieron de manifiesto varias vicisitudes; por ejemplo, la existencia de servicios que se verían afectados por el desarrollo de las obras y que no han sido reflejados en el proyecto de construcción; además, en la estructura de contención prevista en el proyecto, se detectó la imposibilidad de ejecutar la pantalla de pilotes a la altura del PK 0+060, bajo el paso superior del ramal de la autovía MA-20 dirección Palacio de Ferias y Ciudad de la Justicia por problemas de gálibo, "lo que supone la búsqueda de una solución constructiva alternativa para no afectar a la citada estructura". Ha habido que realizar un nuevo estudio de detalle de la ejecución de los muros de pilotes bajo las estructuras de titularidad estatal o que puedan afectar a esa zona, y que garanticen la integridad de las mismas "ante la previsible presencia de afección de dichos pilotes sobre estas estructuras". Además, se detecta la presencia de nivel freático en la zona.

Todo ello supuso un proyecto modificado cuyo presupuesto ascendió a 227.242 euros, es decir, la suma adicional era de 665.447 euros, un 42,61% más de lo previsto. Con el convenio prorrogado, Carrefour y Carmila abonarán 980.000 euros, casi un millón, en un único pago.