Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022 destinan el doble de fondos para la provincia de Málaga que en el año anterior, aunque más de la mitad de estos 400 millones irán a parar a la conexión ferroviaria Bobadilla-Algeciras. En concreto, 227'38 millones de euros se dedican en este borrador inicial al corredor mediterráneo y atlántico y la renovación de esta línea. Se afronta, de este modo, una de las grandes asignaturas pendientes aunque se dejan en el limbo otros proyectos históricos en la misma materia como el tren litoral, que sigue encallado en la aportación de 82.930 euros que ya recibió en 2021. En cambio, la nueva sede de la Biblioteca Pública del Estado en la céntrica calle malagueña de San Agustín, el acceso norte al aeropuerto de Málaga, la remodelación del enlace de la AP-7 de Benalmádena u otras infraestructuras ferroviarias salen mejor parados.

Es, precisamente, la apuesta por la red del transporte público en tren lo que explica que desde los 180 millones del ejercicio pasado se haya pasado a unos 400 millones -de los que 364 millones son de organismos autónomos y 28,8 millones del Estado- y haya que remontarse a los 350 millones de 2019 para encontrar una apuesta así de cuantiosa. Así, se contemplan 26'15 millones de euros para Cercanías y Regionales u otros 10 millones planes transversales de trincheras. Además, en materia de alta velocidad,habrá 139.000 euros para la línea Bobadilla-Granada y 1.187.000 euros para líneas de explotación.

A ello, en el marco de lo que percibe Adif, habría que sumar 1.065.000 euros en inversiones corporativas; 1.453.000 euros para la gestión de red e innovación; 1.342.000 euros para pasos a nivel, 111.000 euros para proteger los pasos entre andenes y 629.000 euros más para otros tipos de actuaciones en distintas estaciones. Igualmente, dentro de este nutrido grueso de inversiones ferroviarias, a Renfe Operadora irán a parar 19'27 millones de euros.

En lo que concierne a los 18,13 millones que percibirá Puertos del Estado, casi 3 millones -unos 2.950.000 euros para ser exactos- repercutirán en el dique de levante de la capital malagueña y el tráfico de cruceros. Además, 4.350.000 euros serán para nuevos muelles y atraque o 581.000 euros para actuaciones puerto-ciudad.

Para las carreteras de la provincia, se han propuesto una serie de cuantías en las que destacan más de un millón para el enlace de la AP-7 de Benalmádena o 591.670 euros para diversas obras complementarias en la ronda oeste de Málaga capital. También llama la atención que se incluyan sendas partidas de 100.000 euros para el acceso norte al aeropuerto de Málaga y la mejora de la A-7 en Marbella.

Por otro lado, las inversiones en infraestructuras del transporte metropolitano de Málaga superarán los cinco millones de euros.

En lo relativo al sector cultural malagueño, el Festival de Cine de Málaga no ha sido dejado atrás con 1,2 millones aunque se lleva la palma un equipamiento como el de la nueva sede de la Biblioteca Pública Estatal en la capital malagueña, que estará más cerca de ser una realidad con la suma de cinco millones de euros más a los trabajos que se realizan en San Agustín.

Para navegación aérea y cuestiones relativas al recinto aeroportuario de la capital malagueña, hay que tener en cuenta los más de 44 millones que recibirá la empresa estatal Enaire en Málaga. Al desglosar algunas partidas, para el incremento de la seguridad operacional del aeropuerto son 7'53 millones; para la adecuación de terminales se inyectan 3'56 millones; o 933.000 euros le corresponden a actuaciones en campo de vuelos y plataforma.

En materia de prisiones, al segundo plan de reformas del Centro Penitenciario de Alhaurín de la Torre se le han asignado 1'14 millones de euros. Y, en lo que a los cuerpos y fuerzas de seguridad se refiere, habrá 656.000 euros para obras vinculadas a la Policía Nacional o 50.000 euros para obras en la Guardia Civil.

En relación a otro proyecto emblemático, se aprecian 100.000 euros para la regeneración de la playa de Baños del Carmen, lo que aporta la misma cantidad que en este 2021..

En clave medioambiental o de cambio climático, se han incluido 200.000 euros para el control de la regresión de la costa en Málaga; 100.000 euros para proteger sistemas litorales; y 230.000 para acceso y uso público de la costa.

Por su parte, casi nueve millones de euros se emplearán en el saneamiento y la depuración de aguas en las localidades malagueñas de Arriate, Benaoján, Montejaque, Jimera de Líbar y Cortes de la Frontera, enmarcadas en la cuenca del río Guadiaro.