El Servicio Andaluz de Salud (SAS) está "estudiando" en estos momentos qué hacer con los contratos de refuerzo que se firmaron durante la pandemia, denominados como contratos Covid, y que finalizan este 31 de octubre. Fuentes regionales de Salud explican a este periódico que “la situación epidemiológica ha cambiado” y que, por tanto, “se están valorando las necesidades que hay”.

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) estima que en la provincia hay unos 70 facultativos a la espera de saber si finalmente se les renovará o no su contrato otros seis meses más. De ellos, la mayoría se concentran en el distrito sanitario Málaga-Guadalhorce, el más grande de Andalucía, donde pueden haber unos 40 o 50 médicos pendientes de esta decisión, seguido del Costa del Sol y, en menor medida, la Axarquía, en Antequera y en Serranía. A nivel andaluz se calcula que hay unos 15.000 profesionales sanitarios afectados.

"La intención es que se renueve el máximo de contratos posibles", insisten desde Salud. "Ahora mismo se está estudiando con cada distrito, con cada área, con cada hospital para ver las necesidades que hay".

La plataforma Basta Ya y el Sindicato Médico distinguen entre los profesionales que, por un lado, están cubriendo plazas estructurales, es decir, plazas vacantes de la plantilla sanitaria que debería estar cubierta por un titular, un interino o un eventual y, por otro, aquellos que están trabajando con un contrato Covid, para los que se crearon plazas "que no existían pero que había que crear", según aclara José Becerra, delegado de Atención Primaria del SMM, debido al aumento de las bajas y la gran necesidad de personal durante la pandemia.

"En el distrito Málaga hay unos 20 compañeros con contrato eventual que acaba el 31 de octubre y que están cubriendo una plaza vacante estructural. Los estructurales se renuevan todos seis meses y todavía se está pendiente del resto, que están con un contrato que llaman Covid o de refuerzo de vacaciones”, añade Carmen González, presidenta de Basta Ya, que precisa que todos estos profesionales están contratados como dispositivo de apoyo, es decir, que van rotando por diferentes puestos. “Eso es una esclavitud, es todo lo contrario al trabajo de un médico de familia o pediatra de Atención Primaria, que está basado en la continuidad”.

El fin de estos contratos llega en una situación delicada para la Atención Primaria, que desde el 1 de octubre ha retomado toda la asistencia presencial que se había reducido debido a la crisis sanitaria. De hecho, desde el Sindicato Médico denuncian que estos profesionales cuya continuidad a partir del 31 de octubre sigue en el aire actualmente, están contabilizados dentro del plan del SAS para volver a la presencialidad en los centros de salud. Un plan que, por cierto, critican duramente porque implica "volver a la situación anterior" y que no supone una reorganización real de este nivel asistencial que cubra con las demandas que el gremio lleva reclamando "más de dos décadas".

“Lo primero que hay que hacer es renovar a todo el personal, tanto médicos de familia como pediatras, que terminan su contrato el 31 de octubre. Si los cálculos se han hecho sobre una plantilla de un 100%, ahora le quitamos todos los contratos que se hicieron por Covid, pues las cuentas todavía van a ser más disparatadas”, señala Becerra.

Además, la Atención Primaria deberá asumir este año el previsto incremento de las infecciones respiratorias propiciadas por la relajación de las restricciones, con el consecuente aumento de los cribados de Covid-19, a lo que se suma el inicio de la campaña de la gripe junto a la inoculación de la tercera dosis contra el virus, tareas que recaen sobre este nivel asistencial.

El consejero de Salud, Jesús Aguirre aseguró la semana pasada la intención es mantener el máximo de contratos posibles, especialmente en Atención Primaria. “Había muchísimos contratos a nivel de Covid. Intentaremos mantener a gran parte del personal”.

Según fuentes regionales de Salud, el SAS notificará los profesionales a los que se les renovará el contrato otros seis meses "lo antes posible”.