Un hombre de 40 años ha sido detenido en Málaga capital por presuntamente apuñalar a otro en el hombro y posteriormente acometer con el mismo cuchillo a los policías locales que acudieron al incidente. Los agentes también arrestaron a un joven de 27 años al que sorprendieron con un machete de grandes dimensiones con el que pretendía tomarse la justicia por su mano.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 7:45 horas del pasado sábado 2 de octubre. Varias patrullas de la Policía Local se personaron en la barriada Portada Alta tras conocer que se había producido una reyerta entre varios individuos. Al llegar, los agentes escucharon gritos en la zona y vieron a una multitud de personas corriendo, algunas de ellas portando objetos peligrosos. Uno de ellos llevaba un machete de 63 centímetros (45 de hoja), por lo que los agentes le ordenaron que lo arrojase al suelo. El joven acató las indicaciones y manifestó que estaba buscando al hombre que instantes antes había apuñalado en el hombro a su hermano. En el cacheo preventivo, los policías le incautaron una bolsa que parecía contener ketamina, siendo propuesto para sanción administrativa mediante acta por encontrarse en su posesión.

Mientras una dotación custodiaba a este individuo, otra patrulla inició la búsqueda del presunto autor del apuñalamiento, cuya descripción fue facilitada por el anterior. La búsqueda culminó en la calle Cómpeta, donde los policías comprobaron que portaba el cuchillo en la mano e hizo caso omiso de que lo arrojara al suelo. Su huida a pie se interrumpió repentinamente en el cruce entre las calles Santa Rosa de Lima y Obispo Ángel Herrera Oria, donde se giró hacia los agentes y los amenazó. Según la versión policial les dijo "que os pincho” al tiempo que esgrimía el cuchillo y hacía por alcanzarles con el mismo. Los policías locales lograron zafarse de varias de las acometidas y se vieron obligados a desenfundar sus armas reglamentarias y ordenarle que tirase el cuchillo al suelo, pero retomó la huida. Tras un kilómetro de carrera en la que siempre llevó el cuchillo en la mano y ya con varias patrullas tras él, le dieron alcance en la calle Virgen de la Esperanza, donde presuntamente intentó pincharles de nuevo sin éxito. Finalmente, varios agentes le cerraron el paso en la calle Virgen de Paloma y, tras intentar alcanzarles con el cuchillo de nuevo, esta vez lograron reducirlo y desarmarlo pese a resistirse empleando una gran violencia. Una vez neutralizado, intervinieron el cuchillo, que todavía presentaba restos de sangre, y se le arrestó como presunto autor de los delitos de lesiones con arma blanca, desobediencia, amenazas, atentado y resistencia a agentes de la autoridad,

Los dos detenidos fueron trasladados a dependencias policiales y posteriormente puestos a disposición judiciales.