El subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas, visitó ayer las dependencias del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en Málaga junto a su director provincial, Luis Fernando García, donde recalcó que el Ingreso Mínimo Vital ha supuesto desde su puesta en funcionamiento en junio de 2020 una inversión del Gobierno de 104,7 millones de euros destinados a familias vulnerables de la provincia de Málaga.

Salas trasladó a los empleados públicos del INSS su «agradecimiento» por el esfuerzo y dedicación en la tramitación de las solicitudes de este nuevo derecho.

El Ingreso Mínimo Vital llega ya a un total de 17.092 familias vulnerables de la provincia de Málaga. En total 41.909 personas reciben esta prestación en el mes de septiembre, de los que 25.698 son adultos y 16.211 menores.

El subdelegado recordó asimismo que en verano se amplió la plantilla del INSS en Málaga sumando 50 empleados para tramitar estas ayudas.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022 que se encuentra en tramitación parlamentaria prevé una dotación de 4.436 millones de euros para la partida destinada al pago del Ingreso Mínimo Vital y a las prestaciones familiares.