La concejala de Cultura, Noelia Losada, fue ayer contundente en la defensa de las tesis naranjas sobre el supuesto interés de los promotores del Museo Hermitage por tener presencia en Málaga: ya hay muchos museos y, si viene a la ciudad, que sea sin coste para las arcas municipales. Esto lo ha dicho en varias comparecencias públicas a lo largo de esta semana la concejala, pero ayer lo explicitó de nuevo en una rueda de prensa ofrecida junto al diputado nacional de su partido por Málaga, Guillermo Díaz, y otros dirigentes naranjas.

«La política museística está muy consolidada, tenemos ciertos museos en Málaga que nos han puesto en el mapa cultural, y lo celebro que estemos en el mapa cultural, ahora apostar por lo nuestro, nuestra identidad cultural y nuestro patrimonio, que es mucho y muy bueno, lo hemos dejado muy de lado. Creo que Málaga no es la primera opción, el Hermitage lleva con Barcelona negociando once años, que esa es su prioridad, lo que no quiero es generarle falsas expectativas a los malagueños, y por supuesto si el Hermitage quiere venir a Málaga con una propuesta privada y que le cueste cero euros a los malagueños, yo siempre recibo de buen agrado la colaboración público-privada, en este caso que fuera exclusivamente privada, porque lo público está con una política museística muy consolidada», declaró la también edil de Deporte y Teatinos a los periodistas.

Te puede interesar:

No ha habido comunicación de ningún tipo entre ella y el regidor, Francisco de la Torre, para comentar los detalles de la supuesta llegada del Hermitage a Málaga. El regidor ha defendido que sería de una iniciativa sin coste para la ciudad, pero luego ha reconocido que si tuviera coste, la ciudad estaría dispuesto a estudiarlo también. «No hemos hablado del Hermitage, fue una mera llamada que se realizó, lo que quiere es instalarse en Barcelona, otra cosa es que haya hecho llamadas de contacto o de cortesía a otras ciudades, pero no no no hemos hablado al respecto».

Fue preguntada también sobre si el Hermitage podría estar usando a Málaga para presionar a Barcelona. «Lo desconozco, puedo tener una intuición personal, pero desconozco si hay una verdadera motivación fruto de que llevan once años en Barcelona y los trámites se están dilatando muchísimo, hay mucha controversia al respecto, el abogado del Estado votó en contra de situarse el Hermitage en Barcelona, no sé si es fruto del hartazgo administrativo, después de ese trabajo esa sigue siendo su prioridad. Estoy muy orgullosa de que se interesen por Málaga, está en el pódium cultural de esta ciudad», agregó la portavoz municipal de Cs.