La Fiscalía de Málaga ha solicitado diez años de prisión para un hombre por abusar sexualmente de la hija de siete años de una vecina, a la que cuidaba mientras su madre estaba trabajando ya que era amiga de sus hijos. El juicio está previsto que se celebre este lunes en la Audiencia malagueña.

Según las conclusiones iniciales del fiscal, a las que ha tenido acceso Europa Press, los hechos sucedieron en 2017. El acusado era vecino de la madre de la víctima y era el encargado de recoger del colegio a sus tres hijos, con edades parecidas a la niña, y de quedarse con esta su casa mientras llegaba su madre de trabajar.

Así, según la acusación, "aprovechando estas circunstancias", el procesado, al parecer, "procuraba quedarse a solas con ella" y, "prevaliéndose de su superioridad", presuntamente "la sometió en reiteradas ocasiones a comportamientos de naturaleza sexual". Estos actos supuestamente se repitieron durante todo el curso escolar.

La menor calló lo sucedido "por temor, al decirle el acusado que era un secreto entre ellos y que si lo contaba no podría seguir jugando con su hija", dice el ministerio público. En junio de 2017, la niña "ya no soportó la situación, que prolongaba durante el campamento de verano del colegio, y lo contó a su madre".

La Fiscalía malagueña considera que se trata de un delito continuado de agresión sexual a menor de 16 años y solicita que se le imponga al acusado la pena de diez años de prisión y la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros o comunicarse con la niña durante 15 años.

Asimismo, pide que el procesado la indemnice, a través de su representante legal, con la cantidad de 10.000 euros por los daños morales. El juicio está previsto en la Sección Primera de la Audiencia de Málaga este lunes y está pendiente de una comisión rogatoria para la declaración de la madre de la menor.