La Policía Nacional ha desarticulado en las provincias de Málaga y Granada una organización criminal internacional dedicada al tráfico de marihuana que ocultaban en termos de agua y ha detenido a seis personas de origen chino como presuntos responsables de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. La operación Muralla suma 47 kilos de marihuana intervenidos, aunque también y se han inmovilizado dos vehículos, siete móviles, 2.759 euros y documentación de interés para la investigación. Según las pesquisas, la droga tenía como destino Holanda, hasta donde la llevaban oculta entre mercancía legal a través de agencias de paquetería. Los componentes de esta red, afincados en Madrid, disponían de una nave alquilada en Atarfe (Granada) para preparar los envíos. Todos los arrestados han ingresado en prisión por orden judicial.

La investigación se inició a finales de enero, cuando agentes de la Udyco de Fuengirola tuvieron constancia del asentamiento en nuestro país de un grupo criminal dedicado al tráfico de marihuana entre España y Holanda. Los investigadores conocieron que estas personas estaban afincadas en Madrid y que en ocasiones se desplazarían hasta Andalucía Ooriental para llevar a cabo la adquisición y distribución de la droga. Poco a poco fueron identificando a los miembros de la red, tratándose de seis súbditos de nacionalidad china que se habían instalado en España y se encargaban de enviar marihuana en cogollos hasta Holanda para su posterior distribución a terceros países. Los envíos se realizaban mediante empresas de paquetería que recogían mercancía legal entre la que se ocultaba más tarde la droga. En Atarfe (Granada), una nave que la trama utilizaría a modo de base de operaciones.

El pasado 30 de septiembre fue interceptado un cargamento de droga oculto entre mercancía legal que habría sido entregado al repartidor de una agencia de paquetería, localizándose 23 kilos de cogollos entre camisetas y paquetes de pasta alimentaria. Posteriormente, el 13 de octubre, los policías detectaron unas maniobras sospechosas que dio lugar a una intervención en la nave granadina. Los agentes sorprendieron in fraganti a los seis miembros de la trama cuando escondían la marihuana en termos de agua. Inmediatamente procedieron a la detención de los seis investigados y al registro de la nave, interviniendo otros 24 kilos de cogollos de marihuana, además de dos vehículos, siete teléfonos móviles, 2.759 euros y documentación.