El secretario general para el Turismo, Manuel Muñoz, destacó ayer que las conexiones aéreas hacia el destino Andalucía se están reactivando en los últimos meses y mostró su confianza en que para la temporada de verano de 2022 se hayan recuperado la mayor parte de las rutas que se operaban en 2019, previsión en la que coinciden los responsables de los diferentes aeropuertos de la región.

Muñoz, que inauguró el foro de conectividad ‘Fly Andalucía Summit’, indicó que por el momento la comunidad «se está acercando a los niveles previos a la pandemia, si bien queda trabajo por hacer porque 2020 fue catastrófico para la aviación», según recoge la Consejería de Turismo de la Junta en una nota de prensa.

Sin embargo, hizo hincapié en que desde la reapertura de la movilidad «se está produciendo una mejora constante» y señaló como ejemplo al pasado verano, en el que ya se registró un incremento del 40% en las conexiones aéreas respecto al año anterior.

Así, se mostró convencido de que el próximo ejercicio se alcanzará un número de rutas similar al de 2019 y comentó que, las acciones de promoción realizadas y la reactivación global del turismo, han permitido que actualmente las compañías estén gestionando para lo que resta de ejercicio más de 3,7 millones de asientos en vuelos con destino u origen en Andalucía.

Los responsables de los aeropuertos andaluces participantes en el foro que tuvo lugar ayer en Málaga coincidieron con estas expectativas y subrayaron la fuerte recuperación del mercado doméstico, mientras que el internacional se irá incrementando conforme se vaya consolidando la eliminación de las restricciones al movimiento entre países.

Así, el director del aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, Pedro Bendala, precisó que la programación en esta instalación para la temporada de invierno «no dista mucho de la de 2019», por lo que estimó que la próxima época estival será buena si se mantiene la actual apertura de fronteras y se normaliza la movilidad con América y Asia.