La concejala socialista Alicia Murillo ha pedido al Ayuntamiento la creación de un plan de choque para el mantenimiento de las viviendas protegidas de las barriadas de Soliva y de Hacienda Cabello, ambas en el distrito de Puerto de la Torre. Según la responsable del PSOE en el área de Vivienda, «centenares de vecinos de ambas comunidades se sienten abandonados por el Consistorio y no han visto al alcalde, Francisco de la Torre, poner un pie en ambas en los últimos diez años, sólo en momentos de campaña electoral, mientras que los desperfectos se remontan casi desde el principio, hace 20 años». Este abandono se traduce, según la socialista, en «limpieza poco frecuente en el suelo de los bloques, también en la limpieza de cristales, escaleras y zonas comunes; falta más que una mano de pintura en las paredes y techos de las zonas comunes, muy deterioradas, también en las barandillas y en los lavaderos».