La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, anunció ayer la firma del acuerdo de financiación para ejecutar en 2022 las obras de rehabilitación de 163 viviendas de Carranque en Málaga. Marifrán Carazo confirmó, durante una visita a la barriada junto al alcalde, Francisco de la Torre, el inicio de estas obras, que forman parte del programa de Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (Arrus) con una inversión global de 4,8 millones de euros.

La consejera reivindicó la filosofía de este programa, que se ha marcado como propósito ayudar a la rehabilitación de barriadas que «pese a contar con un parque de viviendas muy deteriorado, sus vecinos no habían tenido hasta ahora el respaldo económico para poder asumir la reparación de sus hogares». Así, se dirigió al regidor malagueño para trasladarle que «ahora no se encuentra sólo», al recordar que hace años ya asumió en solitario la rehabilitación de viviendas de esta barriada.

Por su parte, el alcalde de Málaga expresó su gratitud por la incorporación de la Junta de Andalucía a las obras de Carranque. «Gracias a esta aportación iremos más rápido en la rehabilitación del barrio», expresó Francisco de la Torre, que puso como ejemplo que, en solitario, el Ayuntamiento de Málaga había conseguido impulsar la rehabilitación de 87 viviendas por 1,8 millones de euros y «ahora, con menor dotación municipal, actuaremos en 163 viviendas gracias al complemento de la Consejería de Fomento».

Con el programa de las Arrus se actuará en un grupo de 163 viviendas, de las que en su gran mayoría están agrupadas en edificios plurifamiliares (147), mientras que el resto son unifamiliares. Los edificios de la barriada, que se levantaron en los años cincuenta, se rehabilitarán de manera integral para resolver problemas estructurales y de cimentación, así como otras actuaciones de accesibilidad y eficiencia energética. Las actuaciones incluyen la reparación en instalaciones fijas, equipamiento propio y elementos comunes.

La inversión será de 4,8 millones, de los que el programa de las Arrus, financiado a través del Plan Estatal de Vivienda y el Plan Vive En Andalucía, subvencionará cerca de la mitad, 2,3 millones de euros (49 por ciento). El Ayuntamiento de Málaga hará una aportación de 1,7 millones (36 por ciento). Así, las comunidades de propietarios sólo tendrán que asumir el 15 por ciento del coste de la obra, es decir, 695.375 euros. El Ayuntamiento actuará como entidad colaboradora y se encargará de la redacción de los proyectos y la licitación posterior de las obras, así como de la interlocución con los vecinos y del proceso de participación vecinal.