El centro europeo de excelencia de I+D+i que la compañía británica Vodafone va abrir en Málaga, y que albergará a más de 600 trabajadores cuanto esté a pleno rendimiento, comenzará a funcionar a lo largo del próximo mes de diciembre o, a más tardar, en enero de 2022 con sus primeros 80 empleados. El proceso de selección de estos primeros integrantes ya está en marcha y, de momento, se han recibido casi un millar de currículos de candidatos, lo que demuestra la gran expectación generada por unas instalaciones que albergarán todo el desarrollo a nivel europeo que Vodafone realizará en áreas claves de futuro como el 5G, el edge computing o el internet de las cosas (IoT), entre otras muchas.

Los plazos que maneja Vodafone pasan por alcanzar las 120 o130 personas para la primavera del próximo año y, a partir de ese momento mantener un crecimiento exponencial de incorporaciones que le permitan alcanzar los citados 600 empleados en un plazo de entre 18 y 24 meses (es decir, a mediados de 2023), según explicó ayer a este periódico el director territorial de Vodafone en Andalucía, Rafael Alcaide.

«Toda la punta de lanza de la tecnología que desarrolle Vodafone se va a realizar en Málaga, y eso va a generar un ecosistema muy importante, un hub, porque la compañía necesitará también a partners y a la propia Universidad para estos proyectos», apuntó.

Este centro de excelencia de soluciones tecnológicas y servicios digitales, cuya creación fue anunciada el pasado mes de mayo por el consejero delegado de Vodafone España, Colman Deegan, requerirá de perfiles altamente cualificados, entre los que Alcaide cita a ingenieros de telecomunicaciones, desarrolladores, ingenieros de software, informáticos, matemáticos o físicos. La firma británica ha elegido ya a la persona que dirigirá el centro, y que se encarga de pilotar el proceso de selección. Los interesados pueden dejar su currículum en la web de Vodafone, en el apartado «Trabaja con nosotros».

El planteamiento inicial es ocupar la mayoría de los puestos con profesionales captados en la propia Málaga, aunque lógicamente el campo está abierto a incorporar a personas de otros sitios, especialmente de Andalucía.

Alcaide recordó que Málaga se impuso en una terna de varias ciudades europeas que optaban a acoger este centro, al conseguir la mejor puntuación en un extenso análisis sobre estilo de vida, la disponibilidad de talento, condiciones laborales, transporte, ayudas públicas y bonificaciones, conexiones con universidades, así como la impresión sobre la ciudad de otras empresas presentes.

«Todas estas ciudades vendieron sus bondades, y fue Málaga la elegida en una decisión que se tomó en la propia sede central de Londres. Eso habla perfectamente de su atractivo», apuntó.

Lo que todavía no está clara es la ubicación final del centro, ya que Vodafone está todavía buscando el emplazamiento más adecuado. Alcaide apunta que la intención de la compañía es lanzar lo que se conoce como una RFI (siglas en inglés de Request For Information) para pedir al sector de consultora inmobiliaria diversas propuestas de edificios en la ciudad.

«Estamos sondeando distintas ubicaciones pero no es fácil. Una de las cosas en las que hay que seguir trabajando en Málaga es en mejorar la oferta de edificios de oficinas. Lo que vamos a hacer es lanzar una consulta al mercado para que el sector nos proponga soluciones», dijo. La intención en todo caso, es que este proceso sea rápido. No se descarta incluso que los 80 primeros trabajadores que se van incorporar empiecen a realizar sus tareas en régimen de teletrabajo si la sede no estuviera aún disponible para final de año. «No pasaría nada porque, de hecho, con la pandemia, muchos trabajadores de Vodafone siguen echando la mayor parte de la jornada desde casa», aclaró.

Lo cierto es que Vodafone no descarta por ahora ningún emplazamiento, ni siquiera arrancar de forma provisional en un lugar más pequeño para luego, conforme se crezca en empleados, buscar una sede definitiva. «Tenemos flexibilidad absoluta en lo relativo a la búsqueda de la sede. Nos dejaremos asesorar por los profesionales cuando realicemos la consulta al mercado», añadió.

Te puede interesar:

Alcaide afirmó que uno de los grandes atractivos de Málaga para un profesional es su equilibrio entre desempeño profesional y calidad de vida personal y familiar. Esto parecería, de entrada, decantar las preferencias más por una sede situada en el propio entorno urbano que por un espacio más alejado como el Málaga Tech Park (PTA). De hecho, Vodafone ya dispone desde hace años de unas pequeñas oficinas en la tecnópolis, aunque permanecen cerradas desde el estallido de la pandemia.

Vodafone y los casos de uso 5G en la María Zambrano

Vodafone, en colaboración con Adif, ha finalizado la ejecución de cuatro casos de uso basados en la red 5G en la estación de Málaga María Zambrano, enmarcados en la iniciativa «Piloto 5G Andalucía», que sirve como banco de pruebas para testar esta tecnología Los proyectos realizados han sido el acceso biométrico transparente de viajeros a la sala de embarque, el registro digital del personal ferroviario, la mejora del servicio Wifi en la estación y un modelo BIM 3D de la misma.