El sector de la construcción vive un momento álgido de actividad y ventas en Málaga una vez pasado el primer momento de incertidumbre de la pandemia. Sin embargo, la crisis de suministros que se vive a nivel mundial y el tremendo encarecimiento de las materias primas puede ensombrecer esta recuperación y dar lugar a un escenario de posibles paradas de obras y retrasos en las entregas de viviendas, por no hablar del perjuicio económico para los propios constructores, cuyos costes se han disparado. El presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de la Provincia de Málaga (ACP Málaga), Juan Manuel Rosillo, recordó ayer que el valor de productos como el acero, el cobre, el vidrio o la madera se ha incrementado entre un 40% y un 80%, lo que está derivando en una situación «inasumible» para estos empresarios, que tienen firmado unos contratos con las promotoras para entregar las viviendas a un precio ya fijado y en un plazo determinado. Así, un presupuesto medio ha podido subir un 20% en este tiempo.

«Construir hoy es mucho más caro que hace un año. Podría darse el caso de un empresario que decida paralizar la obra antes de seguir perdiendo dinero, aunque me consta que está habiendo reuniones proactivas con los promotores privados para ver toda esta situación», advirtió Rosillo durante la presentación de la nueva edición del Salón Inmobiliario del Mediterráneo de Málaga (SIMed), que celebrará la próxima semana (del 4 al 6 de noviembre).

La otra derivada de toda esta crisis de suministros es que las entregas de las viviendas tengan que demorarse, simplemente, porque no llegan los materiales para poder edificar. Por ejemplo, el aluminio está llegando ahora mismo a algunas obras de Málaga con un retraso de unos dos meses. Este mismo plazo de demora es el que la ACP, de momento, calcula que pueden tener ahora mismo de media la ejecución de muchas de las viviendas que se están construyendo en Málaga. Por eso, Rosillo cree que no habrá más remedio que alcanzar acuerdos entre empresarios y promotores donde se asuman estos retrasos debido a las excepcionales circunstancias del mercado.

La consecuencia para el particular, puede ser a corto y medio plazo, una subida añadida del precio de la vivienda donde se repercuta ese mayor costo de las materias primas (no sería una traslación directa, ya que las materias primas son solo una parte del valor de edificación de una casa). El precio de los pisos en Málaga está subiendo este año un 2,4%, y la ACP no descarta así que en los próximos meses lo haga a mayor ritmo. En todo caso, la esperanza de los constructores es que la situación del comercio mundial se reconduzca para el año 2022, lo que atenuaría esta dinámica.

Un SIMed normalizado

El SIMed, que celebra su decimoséptima edición, presentará una oferta estimada de más de 11.000 inmuebles que incluye tanto vivienda nueva (habitual, segunda residencia o como inversión con inquilino) como viviendas de segunda mano.

El objetivo de este año es ir recuperando la normalidad y el trato directo en el sector entre profesionales y clientes tras el impacto de la crisis del coronavirus, en un 2021 que además está registrando un gran repunte de venta de viviendas (se han comercializado hasta agosto más de 20.600 en la provincia, un 28% más que en 2020). Se espera terminar el año con más viviendas visadas que el año pasado, aunque por debajo de las 6.000 unidades.

La oferta del SIMed otorga en esta ocasión un gran protagonismo del producto residencial, con precios desde los 145.000 euros y ubicaciones mayoritarias en la propia provincia de Málaga, caso de la capital, Estepona, Benalmádena, Marbella, Fuengirola, Benalmádena, Benahavís o Rincón de la Victoria. También hay bastante producto de Cádiz y Granada.

El salón, que se celebra en el Palacio de Ferias, organizador del evento, permitirá a los visitantes acceder en un mismo espacio a diferentes opciones como la búsqueda de su primera o segunda vivienda, de una casa de vacaciones, de oportunidades para la inversión, la venta o alquiler de propiedades propias, o la reforma de viviendas y otros servicios relacionados. En total serán más de 170 las empresas representadas.

Como novedad, tendrá lugar un foro específico para analizar y debatir en torno a la casa del futuro, más sostenible y digital, a través de temas tan destacados como la industrialización de la vivienda, la construcción sostenible o las tendencias PropTech. Además, las estrategias de futuro también serán compartidas por la máxima representación del sector en un nuevo Punto de Encuentro ACP Málaga. El mercado de la segunda residencia y las oportunidades de inversión protagonizarán un extenso programa de contenidos con encuentros como Prime Homes Summit o el Foro Urbanístico del Litoral Andaluz, que reunirá a regidores de ciudades andaluzas

El SIMed fue presentado por Rosillo junto al concejal delegado del Área de Ordenación del Territorio, Raúl López ,y el concejal delegado del Área de Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad, Políticas Inclusivas y Vivienda, Francisco Javier Pomares.