La avenida Pío Baroja, en el corazón de Echeverría del Palo, se cortará al tráfico en el tramo entre la heladería Santa Gema y el bar restaurante El Aguaero, donde se instalarán 500 sillas para acoger este viernes, de 18.30 a 21 horas, con una hora previa de animación infantil, la primera ‘Fashion Day’, una pasarela de moda organizada por la nueva Asociación de Comercios de Echeverría del Palo, nacida este año, y el distrito de Málaga Este. 25 comercios asociados participarán en el evento.

«Queremos dar visibilidad a esta zona, para que la gente vea que en El Palo hay de todo: tienda joven, caballero, señora, niño, bebés, te puedes tomar un café, hay mercería, gafas, joyas... tenemos de todo y como señala una clienta, no hay necesidad de ir al Centro, donde por desgracia el trato de tú a tú se ha perdido, en comparación con el trato personalizado que aquí damos a los clientes», señalaba ayer a este diario Patricia Vergara, presidenta de la asociación, que en estos primeros meses de existencia ya cuenta con unos 70 comercios asociados.

Por la pasarela desfilará un centenar de personas, entre profesionales de la Agencia de Modelos Manuel Beltrán y vecinos. «Va a ser una cosa bastante entrañable, para que la gente vea que se puede vestir tanto a una modelo como a una señora de la talla 48 de 60 años», comentó la presidenta.

Además, como informó, también participará el diseñador Cristian Padilla, concursante del programa ‘Aguja flamenca’ de Canal Sur, que mostrará parte de su colección de moda flamenca y bocetos de su moda nupcial.

Esta pasarela, explicó Patricia Vergara, era un proyecto «que llevábamos muchos años detrás de él» y que ha sido posible gracias a una subvención del Área de Comercio. En este sentido, la presidenta de los comercios de esta urbanización quiso agradecer la gran colaboración tanto de la concejala de Comercio, Elisa Pérez de Siles como del concejal de Málaga Este, Carlos Conde.

Patricia Vergara aprovechó para recordar que a raíz del confinamiento de 2020, muchos establecimientos tuvieron que cerrar, algunos de ellos definitivamente, aunque, remarcó, otros están volviendo a abrir.

También indicó que la pandemia había empujado a muchos clientes a comprar y consumir en el barrio, en detrimento del Centro Histórico y los centros comerciales, aunque el efecto se está diluyendo en la actualidad. En todo caso, explicó que los que mejor se están recuperando de esta crisis son los bares y restaurantes y puso de ejemplo que los viernes y sábados es necesario reservar mesa porque suelen estar llenos.

Echeverría del Palo, en una foto de archivo. L. O.

Las miras de los comerciantes de Echeverría del Palo están puestas en el próximo aparcamiento municipal bajo la pista del Colegio Valle Inclán, «una reclamación de hace más de veinte años, porque hace falta muchísimo, ya que la zona azul no ha solucionado apenas la situación», reconoció, al tiempo que señaló que aunque las obras causan muchas molestias, «a la larga nos vamos a alegrar mucho». Mientras llega el parking, el viernes arriba la moda.