La provincia de Málaga ha alcanzado las 48 horas sin víctimas mortales con coronavirus por primera vez en cinco meses, desde finales del pasado mes de mayo. Pero con más de 20.000 sueros de la tercera dosis contra el Covid inoculados en apenas una semana, preocupa de nuevo la tasa entre los mayores de 70 a 79 años, que ya se ha situado en los 49,5 casos por 100.000 habitantes.

De nuevo, la buena noticia contrasta con un aspecto que propicia la continua llamada de alarma por parte de las instituciones competentes. El virus sigue muy presente, justo a las puertas de un nuevo puente festivo y con miles de desplazamientos programados. En este momento, la tasa media en la provincia es de 43 casos, frente a los 41,8 casos de la víspera. Y también sube en cuatro décimas la tasa andaluza, de 33,2 a 33,6. 

En cuanto a la evolución de los positivos en términos absolutos, este jueves se notifican 87, frente a los 58 del miércoles, así como 44 personas curadas. De nuevo son los casos activos más de 1.700, como consecuencia de que haya vuelto a bajar el número de personas que a diario superan la enfermedad. En este momento el cómputo de contagiados desde el inicio de la pandemia en suelo malagueño asciende a 157.629.

El balance a siete días arroja como desde principios de esta semana algo más de 400 positivos en la provincia, con la mortalidad situada ahora en cinco víctimas mortales semanales. La Consejería de Salud y Familias ha confirmado en Andalucía 270 nuevos positivos este jueves, así como dos nuevos fallecidos. Así son ya 11.335 las muertes desde marzo del pasado año.