El distrito sanitario del Valle del Guadalhorce ya arroja la peor tasa de incidencia acumulada de toda Andalucía, con una media de 65,9 casos por 100.000 habitantes en las dos últimas semanas. Aunque es Ojén, con 864,8, el término con mayor incidencia, la comarca colindante con el distrito Costa del Sol es la que peor situación atraviesa.

En el cierre de la semana en cuanto a datos por municipios, la capital malagueña ha registrado una víctima mortal con Covid-19, que supone la 754 desde el inicio de la pandemia, mientras que Alozaina suma su quinto fallecido. Estos dos nuevos decesos ponen fin a un ciclo de dos días sin ninguna muerte en toda la provincia.

La tasa provincia se mantiene este viernes en 43 casos, frente a los 33,9 que tiene de media Andalucía, debido a que distritos como el de la Costa del Sol occidental rebajan ligeramente su incidencia, al pasar de 53 a 51,4 casos. La Vega baja de 24,5 a 23,6 y se mantiene la tasa en la capital malagueña (34,1). Aumenta no obstante en el Guadalhorce, de 33,6 a 33,9, en La Axarquía, de 45,8 a 47,6, y en La Serranía, de 18,2 a 20, tal y como reflejan los datos facilitados por la Consejería de Salud y Familias.

Te puede interesar:

La provincia agrega 84 positivos y 37 nuevos curados, de manera que vuelven a aumentar los casos activos. La presión hospitalaria sólo presenta como novedad un paciente más en UCI (ahora 15). Y el plan de vacunación agrega más de 6.000 nuevas dosis inoculadas, de las que unas 4.600 (las mismas que el jueves) corresponden a la tercera vacuna frente al Covid-19. El 75,5% de la población malagueña ha completado su pauta y más de 29.300 personas ya han sido vacunadas con una tercera dosis.

Los casos activos son en este momento 1.762, de forma que han aumentado en casi medio centenar. Hasta la fecha son 157.713 los ciudadanos que han resultado contagiados en Málaga, según datos de la Junta, por un total de 153.960 curados que acumulan de manera conjunta los seis distritos sanitarios malagueños.