Los frentes abiertos en el PSOE malagueño salieron al encuentro del líder regional, Juan Espadas, durante su participación en las jornadas de la FEMP en Torremolinos. En plena batalla interna y con nombres como el de Daniel Pérez sonando para arrebatarle el liderazgo provincial a José Luis Ruiz Espejo, Espadas aseguró que lo importante en el PSOE de Málaga "no será la persona sino el equipo" que configure la próxima Ejecutiva provincial tras el cónclave provincial del 12 de diciembre. 

El líder regional del PSOE confía en que los socialistas malagueños se pongan de acuerdo antes del congreso provincial, aunque el sector más susanista se enroca proponiendo nombres que no representan renovación y entran en liza más posibles candidatos a primarias

Según explicaron fuentes socialistas, Espadas está abierto a escuchar los nombres de otros candidatos a la secretaría general malagueña, aunque los ofrecimientos que le han hecho los ‘susanistas’ no le han parecido acordes a la renovación que pretende. La vicesecretaria general del PSOE de Málaga, Antonia García, sería la opción de Ruiz Espejo para hacer valer sus apoyos. La ausencia todavía en firme de un candidato de consenso reforzaría a Daniel Pérez o situaría en la terna como ‘plan B’ al alcalde de Cártama, Jorge Gallardo. Este ‘sanchista’ de primera hora apoya a Pérez y podría ser su segundo de a bordo o el elegido en caso de que el portavoz municipal fuese incluido en la ejecutiva regional.

Aunque prefirió no pronunciarse sobre el futuro de Ruiz Espejo o la existencia de sectores que prefieren un aspirante con más apoyos que Pérez, el líder regional del PSOE recordó que prefiere que en las provincias andaluzas se acuda a los congresos con el mayor consenso posible: "Sería precipitado por mi parte, y no ayudaría a lo que están haciendo los compañeros en las provincias, que es ponerse de acuerdo para esta nueva etapa del PSOE". De sus palabras se deducía que prefiere una lista única a las primarias. "Yo no voy a intervenir directamente en el debate abierto en cada provincia para no perjudicar la posible llegada a acuerdos y, si no se produce, los estatutos del partido contemplan la opción de que voten los militantes; no voy a prejuzgar ni a entrar en cómo se configuran las mayorías para los congresos provinciales, los compañeros que quieran dar un paso al frente decidirán cómo lo hacen", insistió.

Además, el líder del socialismo andaluz explicó que "el PSOE es un partido muy plural, muy grande, donde no todos pensamos exactamente lo mismo, por lo que es normal que se configuren distintos equipos, que haya posibilidades de invertir responsabilidades". "Pero al final la decisión es una, y lo lógico es llegar a una decisión lo más consensuada posible", apostilló.

Espadas instó a los socialistas andaluces a actuar en sus agrupaciones provinciales "con normalidad y templanza". "La ilusión y esperanza que en estos momentos hay desde el punto de vista del PSOE andaluz por configurar una alternativa de gobierno es mucho más importante que cualquier cuestión de tipo personal que se ponga por delante en el ámbito de cualquier provincia; lo importante es esa alternativa de gobierno, llegar unidos después a las elecciones autonómicas cuando toquen, y ganarlas", enfatizó.

Eso sí, Espadas no perdió de vista que, en puertas del Congreso Regional de los días 6 y 7 de noviembre en Torremolinos, nos es el mejor momento para este tipo de debates y reiteró que hasta el 8 de noviembre, con la presentación de candidaturas, no se abrirá la veda para los congresos provinciales de diciembre.

Antes, en Torremolinos dará a conocer a su Ejecutiva Regional y establecerá un equipo en el que "habrá como siempre miembros del PSOE de Málaga". "Esta provincia seguirá teniendo un peso específico en la ejecutiva regional, aunque todavía en estos días que quedan tengo que terminar de definir mis equipos", indicó el líder del PSOE andaluz.

Aunque el motivo de su visita era el de intervenir como ponente en calidad de alcalde de Sevilla, la presencia de Juan Espadas en las jornadas torremolinenses de la FEMP agitó su rol actual como líder regional del PSOE que está renovando el partido a todos los niveles territoriales. Espadas regresará al mismo Palacio de Congresos de Torremolinos el primer fin de semana de noviembre para su 'coronación' oficial como secretario general de los socialistas andaluces. Aunque, como el desenlace principal de ese cónclave ya se conoce, buena parte de los movimientos que lo convierten ahora en un hombre 'muy buscado' tienen que ver con los congresos provinciales de diciembre.

Sin ir más lejos, en Málaga el partido anda en plena combustión antes de que tras el evento orgánico regional ya se presenten el 8 de noviembre las candidaturas al liderazgo provincial que ostenta el 'susanista' José Luis Ruiz Espejo.

En las jornadas torremolinenses de la FEMP se dieron cita -por motivos municipales o no- muchos de los actores del socialismo malagueño que podrían gozar de cierto protagonismo en las inminentes renovaciones a nivel regional y provincial del partido.

Los corrillos fueron numerosos y las reuniones internas también. En ocasiones, se vio al portavoz municipal del PSOE en Málaga, Daniel Pérez, cerca del regidor de Vélez, Antonio Moreno Ferrer, quien forma parte de ese núcleo también espadista de alcaldes que no consideran a Pérez un buen candidato para la secretaria general. De hecho, tanto un sector del primer 'sanchismo', como otros socialistas afines a Espadas o el entorno 'susanista' de Ruiz Espejo está defendiendo que el candidato a la alcaldía de Málaga no tendría el apoyo de un 70 por ciento de la militancia, tal y como adelantó La Opinión de Málaga.

En el Palacio de Congresos torremolinense también estaban el subdelegado del Gobierno, Javier Salas, al que algunos compañeros le han pedido que opte al liderazgo; el diputado Ignacio López, que también sonó como posible candidato; los senadores Josele Aguilar y Miguel Ángel Heredia; o la teniente de alcalde de Alora recién vinculada a Ferraz, Desirée Cortés, quien es una de las personas que goza de más predicamento por parte de Espadas en esta provincia.

Precisamente, Cortés propició la organización de un encuentro de Espadas con colectivos y alcaldes de Sierra de las Nieves y Valle del Guadalhorce afectados por la proliferación de megaparques fotovoltaicos en estas zonas de la provincia. En esta reunión, celebrada en una sala del Palacio de Congresos, también se abordaron otros temas medioambientales de la provincia y estuvieron presentes el subdelegado Javier Salas, y regidores como el cartameño Jorge Gallardo.

Quién no acompañó a Espadas en Torremolinos fue Ruiz Espejo, que se encontraba junto al resto de parlamentarios andaluces malagueños en Sevilla participando en el Debate sobre el estado de la comunidad. No obstante, la presencia 'susanista' se hizo notar especialmente en el grupo en el que departían el portavoz en la Diputación y exalcalde de Marbella José Bernal, la diputada nacional Fuensanta Lima, la diputada provincial Patricia Alba o el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas.