La viceportavoz socialista, Begoña Medina, ha pedido al Ayuntamiento de Málaga la puesta en marcha de un plan de soterramiento de las líneas eléctricas «para acabar con el cableado aéreo en nuestra ciudad, porque supone un peligro de incendio para las viviendas cuando se agolpa en las fachadas, además del problema que generan los postes de madera para las personas con movilidad reducida, que les impide seguir su camino por la acera, obligándoles a bajar a la calzada, con el consiguiente peligro de atropello o de caerse», una situación que «se ve en muchos puntos del distrito de Carretera de Cádiz».

Este problema, «además, produce un feísmo en nuestra ciudad que se puede ver en todos los distritos». De hecho, la puesta en marcha de este plan de soterramiento de los cables de la luz, que se aprobó en el salón de plenos del Ayuntamiento en 2008 con el apoyo de todos los grupos, «es una demanda de vecinos de El Chaparral en Puerto de la Torre; de la Colonia Santa Inés en Teatinos y de La Luz, Las Delicias, Sixto y Dos Hermanas.