El sector del taxi en Málaga ha tachado de "ilegal" la adjudicación de una zona de parking propia para los vehículos de Uber en el aeropuerto Málaga-Costa del Sol y no descarta acudir a los tribunales.

"Esto es ilegal, es legal porque es una licitación de Aena pero va en contra del espíritu de la ROT (Reglamento de Ordenación del Transporte Terrestre) y de la LOTT (Ley Orgánica de Transportes Terrestres)", explica el taxista malagueño Jesús Baez. "Lo que va a hacer Aena es facilitarle unas paradas por licitación que, aunque digan que son parking, el coche va a estar libre allí esperando a que les entre un servicio".

El pasado 11 de agosto, Aena sacó a concurso público el arrendamiento de varios espacios en los aeropuertos de Málaga, Barcelona y Madrid destinados a "la actividad de transporte e intermediación en el sector del transporte de pasajeros y sus equipajes".

El 31 de octubre, Uber System Spain S.L se convirtió en la adjudicataria, por lo que podrá explotar 225,18 metros cuadrados en la zona de parking público del aeródromo malagueño y, además, dispondrá de un mostrador comercial en la Terminal 3.

Hasta ahora solo los taxistas contaban con un espacio específico (cedido por Aena) para estacionar, dejar y recoger clientes, a diferencia de las VTC que pueden acceder a dejar o recoger clientes con un servicio precontratado pero no tienen asignada ningun espacio concreto.

"Las VTC no pueden tener paradas como tal en ningún sitio. Lo que hay que ver es la normativa, si realmente eso es legal o no, ya se verá con los abogados. Nosotros creemos que no", señala Miguel Martín, presidente de AMAT, que duda de la legalidad de la operación entre Aena y Uber.

"Si tu tienes una manera de trabajar que es precontratada y tú tienes un sitio asignado donde puedes estar sin estar precontratado tenemos un problema", añade Guillermo Día, presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi, que recuerda que el gremio ya frenó una iniciativa similar en el aeropuerto hace dos años. "No entendemos que tengan un stand porque no se puede captar clientes, está prohibido por ley, y cómo pueden tener un parking sin estar controlado".

Por eso mismo, Baez adelanta que el sector del taxi "se está moviendo a nivel judicial" ya que consideran que esta adjudicación supone "saltarse las leyes".

"Ellos [las VTC] tienen una legislación que establece que no pueden estar libres o circulando a la espera de que les salga un servicio y menos en una zona de afluencia. Con la excusa de alquilar un parking, los coches van a estar esperando a que el cliente salga y les entre un servicio que lo contratarán por la app o a través del mostrador que han licitado también", denuncia Jesús Baez. "Claramente, esto es una forma de crear una parada en los tres principales aropuertos de España saltándose la legislación por la puerta de atrás, que estamos acostumbrados a que es lo que hace Uber".

Por otro lado, los taxistas critican que mientras que el taxi está "hiperregulado", los vehículos con conductor están exentos del control de las administraciones. "Esto es una injusticia total hacia el sector del taxi, aquí no se están cumpliendo las normativas y esto sigue igual o peor. Hay un montón de VTC que las pidieron [las licencias] en un vacío legal y esas están en la calle trabajando", insiste el presidente de AMAT, que exige una solución a las administraciones. "No hay un control. Hay una competencia desleal y eso deriva a que estamos teniendo unas pérdidas grandísimas las familias del taxi. No decimos que no haya otro tipo de servicios privados pero en su justa medida"