La militancia del PSOE de Málaga elegirá entre el portavoz municipal en la capital, Daniel Pérez, y el alcalde de Ojén, José Antonio Gómez ‘Nono’, al nuevo secretario general el próximo domingo día 21 de noviembre. Ambos aspirantes presentaron los avales necesarios para concurrir a la votación y ya son candidatos a las elecciones primarias para relevar como líder provincial a José Luis Ruiz Espejo. Será un duelo entre la propuesta cercana al oficialismo malagueño y el aparato regional que encarna Pérez -con la integración de ‘susanistas’ del entorno de Ruiz Espejo y ‘sanchistas’ afines a Juan Espadas- y la opción ‘crítica’ que representa el también ‘espadista’ Gómez, quien participó activamente en la campaña de las primarias para renovar el PSOE y destronar a Susana Díaz.

Los candidatos dispondrán ahora de otra semana para seguir con la campaña malagueña y convencer a posibles votantes. El congreso que proclamará como secretario general del PSOE de Málaga al ganador de este proceso, en el que están llamado a participar unos 6.300 militantes, se celebrará el domingo 12 de diciembre en un hotel de Benalmádena.

La candidatura de Daniel Pérez esperó a los últimos compases del plazo establecido para comparecer con los avales de la militancia en la sede de la malagueña calle Fernán Núñez. Para el cumplimiento de este trámite se visibilizó la nueva figura como coordinador de la campaña de este proyecto del exalcalde de Marbella y portavoz socialista en la Diputación Provincial, José Bernal.

Bernal explicó que «la candidatura de Dani Pérez es la del reencuentro de todo el PSOE de Málaga». Bernal presentó junto a otros integrantes del equipo de Pérez un total de 375 avales (el 6% de la militancia), el máximo que establece el partido en este proceso. «Hemos presentado el máximo de avales que fijan nuestras normas, pero hemos recibido muchos más apoyos que se nos quedan sin presentar», agregó.

Un día antes, José Antonio Gómez ‘Nono’ entregó los avales necesarios para medirse a Daniel Pérez en las urnas internas. El alcalde de Ojén presentó «casi 300 firmas», un centenar más de las 190 mínimas que suponen el 3% de la militancia.

«Estoy comprobando estos últimos días que la militancia siente la necesidad de manifestarse en las urnas para decidir el futuro del partido en la provincia, estoy notando bastantes ganas entre los socialistas de que se produzca el cambio real en Málaga; veo la ilusión por este proyecto en las caras de la gente», manifestó Gómez antes de prepararse para «echar el resto en esta lucha, que es como la de David contra Goliat». De hecho, el candidato crítico no pierde de vista la dificultad de la empresa que va a acometer: «Sé que lucho contra gigantes, contra todo el aparato pero, insisto, no voy contra nadie en concreto».

Aunque se ha posicionado anteriormente en el beligerante ‘grupo de los alcaldes’ junto al torremolinense José Ortiz -que le apoya-, el veleño Antonio Moreno Ferrer y la benaojana Soraya García Mesa, optó por presentarse tras una decisión tomada a nivel estrictamente personal: «Muchos compañeros me dicen en privado que el PSOE de Málaga necesita un revulsivo, tenemos que volver a gobernar instituciones como el Ayuntamiento de Málaga, la Diputación o la Junta; trabajo y peleo por lo que considero que es lo correcto, que hable la militancia, y aunque algunos me achacan que estoy dividiendo el partido les digo que no porque mi intención es que el partido salga más unido que nunca tras la decisión que tome la militancia», aseveró antes de mostrarse dispuesto a seguir trabajando por el PSOE si no gana.

Por su parte, Daniel Pérez tomó la salida en este proceso asegurando que presenta «un proyecto de unidad, con todo el PSOE de Málaga representado y con mucho peso de las mujeres en los puestos de dirección, al igual que la juventud también jugará un papel importante». Pérez dijo que concurre «con mucha ilusión y con sentido de la responsabilidad» a la vez que no ocultó su deseo de alternar la secretaría general con el reto electoral de la alcaldía de Málaga.

«Seguiré siendo el candidato a la Alcaldía de Málaga porque me quedé a un concejal de ser alcalde de Málaga y vais a verme de alcalde de Málaga; hay que cambiar 26 años del gobierno del PP en Málaga», afirmó Dani Pérez. En su opinión, los alcaldes del PSOE «se sienten abandonados por los gobiernos del PP y Ciudadanos en la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial».

La intención de Pérez encaminada a compaginar secretaría general y candidatura a la alcaldía de Málaga no es del agrado de Gómez, quien viene proclamando que una de las razones por las que decidió presentarse para optar al liderazgo provincial es que «el partido necesita a una persona a tiempo completo en cada una de esas dos responsabilidades». «No sé qué horas del día va a dedicarle Dani a la secretaría general y qué horas del día va a dedicarle a ser portavoz municipal y a intentar recuperar el Ayuntamiento de Málaga», dijo el alcalde de Ojén.