La Policía Nacional ha detenido en Málaga a cinco menores de edad por ocasionar presuntamente daños en varios vehículos estacionados en la vía pública, concretamente en Santa Cristina y El Copo. Los supuestos responsables habrían dejado un caótico rastro a su paso la pasada noche de Halloween: espejos retrovisores arrancados, lunas fracturadas y motocicletas volcadas sobre el asfalto. El perjuicio económico producido por estos actos vandálicos asciende a unos 1.000 euros. La investigación, realizada por agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Distrito Oeste, se inició a partir de los avisos al CIMACC 091 la madrugada del día 1 de noviembre, cuando varios ciudadanos alertaban de que un grupo de chicos con el rostro cubierto habían ocasionado daños en vehículos estacionados en la zona de Santa Cristina y El Copo.

La misma noche de los hechos, una patrulla identificó en la calle Juan Gris a un menor cuyas características coincidían con las aportadas por la Sala del 091, aunque la falta de testigos en ese preciso momento y la imposibilidad de contabilizar los daños con exactitud a esas horas -a falta de diligencias complementarias-, llevaron a los agentes a entregar al joven a sus padres y a poner el caso en el grupo de investigación competente. Posteriormente, la Policía recibió la denuncia de dos afectados, propietarios de sendas motocicletas que habían sido dañadas en la misma zona donde se habían producido los hechos bajo investigación. Continuando con las indagaciones y con conocimiento en todo momento de la Fiscalía de Menores, los investigadores oyeron en declaración al menor identificado, en compañía de un letrado de menores y sus tutores legales. Según se recoge en el atestado de la Policía, el joven reconoció su presunta participación en los hechos y fue detenido por daños.

El hecho de que los sospechosos lucieran pasamontañas en el momento de cometer los hechos dificultó las labores de identificación. No obstante, las pesquisas realizadas condujeron a los agentes al arresto de otros cuatro menores que habrían participado también en los actos vandálicos.