El candidato a la secretaría general del PSOE de Málaga, Daniel Pérez, ha tendido la mano a la militancia para que confíen en su proyecto para la provincia y en él, en quien "van a encontrar a un compañero para afrontar todos los retos que tenemos por delante", ha asegurado.

"Si confiáis en mí, juntos cambiaremos el partido y esta provincia", ha dicho este sábado en el acto de cierre de la campaña a las primarias del PSOE provincial, en las que se mide al alcalde de Ojén, José Antonio Gómez. En el encuentro, Pérez ha estado acompañado, entre otros, por el actual secretario general, José Luis Ruiz Espejo, Mariló Narváez y Beatriz Rubiño.

El candidato ha asegurado que "no es tiempo de etiquetas ni de banderas ni de trincheras". "Siempre PSOE", ha proclamado al tiempo que ha reivindicado que "nos tenemos que sentir herederos de los 140 años de historia del PSOE".

Pérez ha afirmado que "la política no es para pesimistas" y se ha considerado optimista en traer el cambio al partido y construir un futuro. Aquí, ha puesto como ejemplo a Pedro Sánchez, "que sacó adelante el Gobierno para darle al país dignidad" y también se ha mostrado convencido en que el socialista Juan Espadas lidere la Junta de Andalucía.

"Estamos a 555 días de las próximas elecciones municipales", ha recordado al tiempo que ha mostrado "apoyo y cercanía" para los municipios donde el PSOE está en la oposición y para los que está en el gobierno. Al respecto, ha reconocido que tiene "un compromiso personal para ser alcalde de Málaga", recordando que "nos quedamos a un concejal de gobernar el Ayuntamiento en las últimas elecciones".

Asimismo, ha pedido un esfuerzo para gobernar la Diputación y se ha mostrado partidario de "hacer una alianza con la izquierda", en la que trabajar por mejorar las condiciones laborales y por hacer políticas de vivienda para que los jóvenes se puedan emancipar.

Igualmente, ha expresado un compromiso con los pueblos para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes y porque el PSOE se una al movimiento feminista ante los ataques de la ultraderecha. De esta forma, ha expresado su "orgullo de ser feminista", al tiempo que ha señalado que "cambiar la sociedad supone educar en valores": "Tenemos que ser el dique contra los odios y la tolerancia. Somos un partido que lleva la diversidad por bandera", ha afirmado.

Por otro lado, Pérez ha asegurado que "ser socialistas es un compromiso firme con la defensa del medio ambiente" y se ha mostrado como "un ecologista convencido" que ha advertido de que "el cambio climático es una amenaza que nos acecha".

También ha puesto en valor a la militancia, indicando que hay que trabajar para aumentarla, sobre todo, en cuanto a mujeres se refiere. Así, ha dicho que "la nueva dirección provincial va a dar respuesta a todas las comarcas" y "va a ser la dirección provincial del PSOE de Málaga".

El candidato ha asegurado que ha aprendido de los mayores del partido, de las mujeres de la organización "referentes y pioneras" como Carmen Olmedo o Chiqui Gutiérrez del Álamo, del "ímpetu" y la "audacia" de la juventud, de sus responsabilidades en el Congreso, en la Junta de Andalucía y en el Ayuntamiento de Málaga y "he aprendido que sin una maquinaria engrasada no hay partido".

Por ello, y de cara a la votación que tendrá lugar este domingo 21 de noviembre, Daniel Pérez ha pedido el voto de los más de 6.000 militantes del PSOE de Málaga "para salir a ganar y para que el partido salga unido", ha concluido.