El responsable de Comunicación de Ciudadanos en Andalucía y diputado andaluz en el Congreso por Málaga, Guillermo Díaz, criticó ayer los «vetos del Gobierno de Sánchez» en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que «borran y amordazan» las enmiendas de otros partidos; y lo contrapuso con el Ejecutivo andaluz, «que no sólo no veta, sino que negocia e incorpora buenas ideas vengan de donde vengan».

Díaz reclamó al Gobierno de España que rectifique su decisión de no debatir enmiendas al presupuesto, entre ellas varias presentadas por Ciudadanos para Andalucía y que «mire al Gobierno andaluz y vea cómo los presupuestos salen del Parlamento, se negocian en el Parlamento», mientras el Gobierno central «amordaza y borra de un plumazo enmiendas de otros partidos».

En rueda de prensa en Málaga, recordó que desde 2019, los tres presupuestos aprobados por el Gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía «han incorporado propuestas de todas las fuerzas políticas» y precisó que «hay dos formas de gobernar, de entender la política, Andalucía y España; la practicada por el Gobierno de Sánchez, que hurta el debate y pervierte los mecanismos reglamentarios del Congreso para erradicar la negociación» y «la forma de gobernar de Ciudadanos», centrada en la negociación.