Las obras de ampliación del Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso comenzarán la semana que viene, posiblemente el lunes, confirmó ayer en rueda de prensa el edil de Ordenación del Territorio, Raúl López.

El Ayuntamiento de Málaga, a través de la Gerencia de Urbanismo, adjudicó en octubre las obras del proyecto de acondicionamiento de la zona por un importe de 155.440 euros (IVA incluido), a la entidad Proyectos Técnicos y Obras Civiles, S.A. Se trata de las actuaciones necesarias para llevar a cabo, por un lado, la ampliación del espacio peatonal, y por otro, para el arreglo de la delimitación de la zona ajardinada que se encuentra en mal estado. Ya hay un carril bici provisional pintado sobre la acera, pero Movilidad, teniendo más espacio, podrá destinar algo más de sitio a los ciclistas, a la espera de que se ejecute el definitivo, un proyecto que redacta la Junta entre La Malagueta y los Baños del Carmen, que formará parte del itinerario metropolitano que llegará a Rincón de la Victoria, cuyo presupuesto asciende a 2,6 millones de euros. La teoría es que, entre el que está pintado ahora en la acera y la futura vía metropolitana, haya un carril que ejecutará el Consistorio, para el que se ha pedido, por cierto, dinero de los fondos Next Generation (ese dinero iría para el metropolitano, claro». El carril intermedio lo ejecutará Movilidad una vez Urbanismo gane terreno para bicis y peatones con esta obra. El ámbito de las actuaciones se extiende desde el restaurante Antonio Martín hasta la conexión con el carril bici existente próximo a la intersección del Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso con la avenida Joaquín Sorolla, en el distrito Málaga Este, informó en su día el Consistorio.