El concejal del Ayuntamiento de Málaga, José del Río, inauguró con su intervención el Foro organizado por nuestro periódico con una ponencia en la que analizó algunas de las medidas sobre movilidad sostenible que se aplican en la ciudad.

¿Diría usted que Málaga es una ciudad que promueve la movilidad sostenible?

Así es, Málaga apostó hace años por dirigir sus políticas de movilidad hacia la sostenibilidad, sin embargo ha sido en esta legislatura cuando hemos pisado el acelerador y estamos haciendo realidad todo aquello en lo que se llevaba años trabajando, a título de ejemplo, la aprobación definitiva este año 2021 del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la ciudad de Málaga, o la elaboración del Plan Director de la Bicicleta en el que estamos actualmente trabajando, y sin olvidar la Nueva Ordenanza de Movilidad de nuestra ciudad.

¿En qué lugar está Málaga respecto del conjunto de capitales españolas en cuestiones de movilidad urbana sostenible?

Permítame decirle que estamos en la primera división de las ciudades que promueven la movilidad urbana sostenible, somos ejemplo para muchas otras ciudades de cómo liderar un cambio en la movilidad urbana, ahora bien, lo importante no es como estamos en este momento, es seguir trabajando para que todo lo que estamos planteando y proyectando para la ciudad de Málaga no se quede en saco roto. Detrás de este cambio en las políticas de movilidad hay todo un equipo técnico trabajando para que esto sea posible, con la ilusión de verlas culminadas en hechos concretos para beneficio de todos los ciudadanos y visitantes de nuestra ciudad.

Mucha gente se queja de que son insuficientes los carriles bici, que hacen falta muchos más, ¿qué tiene que decir?

Pues esa gente tiene razón, nuestra ciudad, por diferentes motivos que no voy a explicar porque están muy manidos, no cuenta con una red de carriles bici segregados suficiente para conectar toda la ciudad, y hacer de la bicicleta un modo de transporte habitual. Pero basta de mirar hacia atrás, ahora estamos trabajando a tope para remediar esta situación del pasado y conseguir que nuestra ciudad cuente con esa red de itinerarios ciclistas segregados que demandan muchos malagueños y muchos visitantes. Lo primero que hicimos fue modificar la velocidad de circulación de 50 km./h. a 30 km./h. en el carril derecho de todas aquellas vías de la ciudad con dos carriles por sentido, dándole en ellas preferencia de circulación a bicicletas y VMP. Esta medida supuso el poder contar con carriles de preferencia ciclista que unieran todos los itinerarios de la ciudad. Pero paralelamente a este cambio en la velocidad nos pusimos a elaborar los proyectos de varios carriles bici que ahora están en licitación (cuatro), y sobre todo y lo más importante, a elaborar un Plan Director de la Bicicleta que finalizaremos en enero 2022 y que determinará, desde el consenso y la participación ciudadana todos los carriles bici que se deben de realizar en la ciudad para que ésta sea totalmente ciclable.

La EMT ya está alcanzando las cifras más altas de viajeros desde que se declaró la pandemia. Un dato para ser optimistas, ¿no es así?

Pues sí, los datos de uso están en torno al 80% con respecto a los datos pre-pandemia. Yo creo que pronto debemos de alcanzar ese 100% y seguir subiendo en número de viajeros. Entre nuestros objetivos de movilidad sostenible está la promoción del transporte público de viajeros, seguir aumentando en el número de usuarios en detrimento del transporte privado. Para ello nuestro PMUS contempla la construcción de potentes itinerarios de carriles exclusivos para el bus. De los 18 km. de carriles bus que tenemos en este momento, queremos llegar a los 100 km., en tres escenarios progresivos (2025-2030-2035).

Háblenos del anteproyecto de la Zona de Bajas Emisiones del centro.

En estos momentos estamos redactando el proyecto de ZBE para nuestra ciudad, y será en él en el que se determine exactamente el perímetro de la misma, sin embargo puedo adelantarle que nuestra intención es conseguir una gran zona central de más de 400 hectáreas en las que las emisiones de CO2 producidas por el tráfico rodado sean prácticamente nulas. Es un objetivo bastante ambicioso dirá usted, pero combinándolo con el transporte público, la movilidad en bicicleta y demás medios de transporte individual, y la movilidad a pie, harán de Málaga una ciudad más saludable y más amable. Esa Málaga que queremos todos.

¿Para cuándo el comienzo de la electrificación de la flota de autobuses de la EMT?

Pues para ya, evidentemente. Aunque ya hemos tenido algunos prototipos de autobuses eléctricos en el ámbito de ambiciosos proyectos (Paloma/Victoria), ahora estamos preparando todo para la transformación de la flota de la EMT, empezando por las propias cocheras de la EMT que deben de ser electrificadas, y en ese proyecto se está trabajando. Puedo decirle que en los próximos meses contaremos con 10 autobuses 100% eléctricos para la EMT, es indudable que progresivamente irán sustituyéndose todos nuestros autobuses hasta conseguir una flota 100% sostenible.

¿Cree que es necesario seguir desarrollando campañas para concienciar y sensibilizar a los ciudadanos del cambio en los parámetros de la movilidad urbana?

Es indudable que hay que seguir informando de los cambios en el paradigma de la movilidad, pero también es indudable que son otras administraciones las que tienen voz para llegar a los ciudadanos. Participaremos en todas aquellas iniciativas que promuevan tanto la DGT con el MITMA en pro de una movilidad más sostenible.