La Guardia Civil ha desmantelado una organización que introducía hachís por las costas de Málaga en una operación en la que han sido detenidas 20 personas y otras 13 investigadas. Además de dedicarse al narcotráfico, las pesquisas han revelado que una de las ramas del grupo se dedicaba presuntamente a ocupar viviendas de lujo en algunas de las mejores zonas de la Costa del Sol, como en las urbanizaciones Paraíso y Balcón de Buenavista, en Estepona.

Según fuentes cercanas al caso, tenían preferencia por casas de propietarios extranjeros o incluso viviendas que han acabado en manos de los bancos, a los que exigían dinero a cambio de desalojarlas. Las fuentes han añadido que, durante el proceso de ocupación, los investigados mantenían a alguien en las casas para no perder la opción de la ocupación e incluso se las intercambiaban entre ellos.

La operación Kroll comenzó en marzo, cuando la Guardia Civil identificó a varias personas de origen cubano que se dedicaban al petaqueo, actividad que consiste en proporcionar combustible a narcotraficantes que introducen hachís con potentes narcolanchas en aguas del Estrecho y Alborán. Tras un tiempo realizando dedicándose al abastecimiento, el grupo consiguió obtener liquidez para abrir su propio negocio introducir hachís mediante embarcaciones recreativas caleteadas, es decir, con dobles fondos. La investigación reveló que las lanchas semirrígidas suministraban en alta mar los fardos a las recreativas y estas llevaban la mercancía hasta los puertos deportivos de la provincia de Málaga o alguna playa previamente seleccionada por miembros de la organización que conocen la costa occidental como la palma de su mano.

Aunque la organización estaba dirigida por un ciudadano español con numerosos antecedentes por narcotráfico, los agentes identificaron a su lugarteniente como un ciudadano cubano que también se dedicaba a ocupar viviendas.

Finalmente, un gran operativo ha sumado 20 detenidos y otros 13 investigados y ocho registros domiciliarios en las localidades de Marbella, Estepona, San Roque y La Línea de la Concepción. Además, se han incautado 900 kilogramos de hachís, tres vehículos todoterreno, cuatro embarcaciones, así como 2.275 litros de combustible para narcolanchas.