El director de Relaciones Institucionales de SIGNUS, Román Martín Antón, desgrana la actividad de esta empresa, fundada en su día por los cinco productores de neumáticos más importantes y que ahora tiene 300 miembros.

¿Nos puede contar a grandes rasgos cuál es la actividad de SIGNUS? ¿Cuántas empresas están adheridas a su actividad? Su realidad cambió radicalmente en 2005 con la normativa sobre gestión de NFU, ¿no es así?

SIGNUS es una entidad sin ánimo de lucro, se constituyó en 2005 a partir de la aprobación del Real Decreto que responsabilizaba a los productores de neumáticos a garantizar una correcta gestión ambiental del neumático al finalizar su vida útil. Los cinco principales fabricantes constituyeron SIGNUS pero ya son 300 los productores que delegan en SIGNUS esta responsabilidad.

¿La totalidad de neumáticos que entran en el mercado español tienen garantizada su gestión medioambiental?

SIGNUS gestiona una cantidad equivalente a los neumáticos que nos declaran nuestros productores adheridos que ponen en el mercado. Todo el residuo recibe un adecuado tratamiento ambiental conforme al principio de jerarquía de los residuos y ninguno termina en vertedero, puesto que está prohibido.

¿Cuáles han sido las cifras de su actividad en el año 2020? ¿Reciclamos más o menos que otros países de nuestro entorno?

En 2020 recogimos 176.000 toneladas de NFU, un 12% menos que en 2019. De estas toneladas, el 14% fue destinado a preparación para la reutilización, el 55% fue reciclado y el 31% fue valorizado energéticamente. En cualquier caso tenemos que cumplir los objetivos del Plan Nacional de Residuos que son muy ambiciosos y ello conlleva que las tasas de reciclado sean más altas que las de países de nuestro entorno.

¿Qué otra vida se le puede dar a un neumático? En qué se transforma? ¿Son procesos muy complejos y costosos?

El neumático hoy por hoy y en su totalidad, no sirve para fabricar nuevos neumáticos por lo que debemos transformarlo y separar sus principales componentes: -caucho, acero y textil - para su reintroducción de nuevo en el ciclo productivo. El acero se destina como materia prima en acerías. El granulado de caucho tiene diferentes usos en función de su tamaño y se utiliza entre otros destinos en: rellenos de campos de fútbol de césped artificial; suelos de parques infantiles; pavimentos deportivos; mobiliario urbano; automoción; aislamientos y construcción.

Signus ha creado tres marcas comerciales en función del destino final del producto. Hábleme de ellas.

SIGNUS lo que ha creado son denominaciones de calidad: Elastire, Geotir y Powertire. Lo que implica que los materiales reciclados que vienen bajo esa denominación han pasado un control de calidad del proceso de fabricación y cumple con las exigencias técnica de su destino final. La calidad de los productos reciclados es clave para darle valor en el mercado. Además SIGNUS ofrece a empresas que usan materiales reciclados procedentes de neumáticos un sello de sostenibilidad que avala la utilización de materiales reciclados procedentes del neumático en esos destinos y no productos diferentes.

¿Qué tareas pendientes tiene por delante SIGNUS en cuestiones de sostenibilidad y economía circular?

Respecto a prevención, ponemos a disposición de los productores un Plan Empresarial de Prevención de NFU que llevamos más de 10 años elaborando. En relación con la gestión, reducir la huella de carbono por parte de todos los agentes que intervienen: transportistas , empresas de recogida capilar del residuo, plantas de tratamiento etc. Y con respecto a la economía circular potenciamos el uso del neumático reciclado en un sinfín de usos y aplicaciones de diferentes sectores.

¿Qué importancia otorga al I+D+I en la actividad que llevan a cabo en SIGNUS?

Muy alta, es un eje estratégico de nuestra actuación. El objetivo principal que tenemos y como ya he comentado es dar valor a los materiales procedentes de los NFU. Para ello, buscamos nuevas aplicaciones para el caucho reciclado y lo hacemos a través de la búsqueda de sinergias, tenemos convenios de colaboración con Universidades, Centros Tecnológicos y empresas privadas.