Unidas Podemos ha alertado ante las celebraciones del próximo 25N que el año 2021 "sigue marcado por la pandemia del COVID y por la crisis social y económica, agudizando la situación de desigualdad de género que sostiene a un sistema patriarcal que no protege, ni ofrece vidas dignas y seguras a las mujeres".

La portavoz de Unidas Podemos en Diputación, Maribel González, ha incidido en que "la violencia machista, violencia que va más allá de la violencia de género dentro de la pareja o expareja, su definición, debe abarcar todas las violencias que se ejercen sobre las mujeres por el hecho de serlo".

Así, ha señalado que según datos oficiales de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, una de cada dos mujeres ha sufrido violencia a lo largo de su vida por ser mujer. El 14,2% ha sufrido violencia física y/o sexual de alguna pareja, actual o pasada, en algún momento de su vida, 2.905.478 mujeres.

En los últimos doce meses, 374.175 mujeres, el 1,8% ha sufrido violencia física y/o sexual de su pareja actual o pasada. El 96,9% de las mujeres que han sufrido violencia física/o violencia sexual, manifiestan haber sufrido también algún tipo de violencia psicológica o económica, ha explicado.

Además, ha recordado que 1.118 mujeres han sido asesinadas en España desde el 1 de enero de 2003, fecha en la que se comienza a contabilizar los asesinatos de mujeres víctimas de violencia de género y 37 en lo que va de año. El número de menores que quedaron en situación de orfandad por esta violencia asciende a 24 en 2021 y 330 desde el año 2013, fecha en que se incluye el dato como víctimas de la violencia de género.

"Los datos, abrumadores, indican que hay 36.200 mujeres que viven con protección policial de riesgo por violencia de género, un 10% más que hace un año. Los casos activos por violencia de género en Viogen, el sistema de protección de las víctimas de esta violencia, son 67.133, un 4,6% más que el año anterior. El número de usuarias activas en el servicio telefónico de atención y protección para víctimas de Atempro es de 16.383 un 9,8% más que un año antes", ha señalado.

De igual modo, la diputada provincial de Unidas Podemos, Teresa Sánchez, ha incidido en que "la violencia machista no es un problema privado, es un problema estructural, una violación de los derechos humanos. Requiere, en primer lugar, de unas políticas fuertes que pongan freno a la violencia, reconozcan los derechos de las víctimas y se traduzcan en recursos".

"Se han elaborado pactos por la recuperación económica en todos los niveles de la administración para incidir y compensar los efectos de la pandemia", ha dicho.

No obstante, ha agregado que "diversos expertos, expertas y organismos nacionales e internacionales están alertando de que en épocas de crisis el enfoque de género es uno de los puntos que las administraciones tachan de su agenda, mientras que precisamente es en estas crisis cuando debemos reforzar nuestra mirada hacia las mujeres y las niñas, para poder paliar el daño real causado en todos los niveles de sus vidas y evitar el suelo pegajoso que les impide desarrollar sus proyectos de vida", abundado González.

A juicio de la portavoz, "es en este sentido donde es imprescindible aplicar la perspectiva de género como herramienta de análisis que nos permite introducir cambios reales y concretos que buscan conseguir una sociedad igualitaria. Algo que debería estar presente en cualquier plan de reconstrucción para evitar un retroceso en los derechos adquiridos".

Por su parte, Sánchez ha recordado que "las crisis anteriores han incrementado las desigualdades y discriminaciones. La mayoría de mujeres se encuentra en las posiciones más precarias y vulnerables tanto en el aspecto laboral como en el social. Esta crisis no la vamos a pagar nosotras, necesitamos políticas que pongan la protección de las personas en el centro, especialmente las más vulnerables y las que van a sufrir las peores consecuencias".

Por ello, Unidas Podemos solicitará en el próximo pleno de la Diputación Provincial que se inste al Gobierno de España a ampliar la propia definición de violencia de género".

También que se desarrolle una Ley Integral para luchar contra la Trata de Seres Humanos, que además de prevenir y perseguir esta forma de violencia y a las redes de delincuentes que se lucran con esta "esclavitud moderna", contenga un plan de integración para las miles de víctimas, la mayor parte mujeres y niñas, aún sin cuantificar en el Estado español, "que es uno de los principales destinos europeos de las migrantes captadas por las redes para ejercer la prostitución".