Avanzan a buen ritmo las obras de semipeatonalización en el entorno de la calle Carretería y el Pasillo Santa Isabel, que arrancaron con la demolición de la Tribuna de los Pobres a principios de octubre.

Ya es visible la estructura del ascensor que se instalará a la izquierda de la icónica escalinata, que aún luce desmontada y con una excavadora trabajando sobre ella. Eso sí, aún puede transitarse por la franja derecha de la tribuna, por lo que se mantiene la conexión entre el Puente de la Aurora y las calles Carretería y Compañía.

Urbanismo se afanó en aclarar que los trabajos de remodelación en la Tribuna de los Pobres serán respetuosos y "muy conservadores" con la esencia de este enclave tan significativo para la sociedad malagueña, por lo que se conservará su trazado curvo y se reconstruirá con su propia piedra natural. Se mantendrá también el muro de mampostería y contención del Pasillo de Santa Isabel, los pasamanos laterales y las farolas de cuatro brazos.

Eso sí, se recuperará el aspecto que la escalera lucía en los años sesenta y se añadirá el elevador para cumplir con los requisitos de accesibilidad y funcionalidad de este entorno.

Estas obras llevan casi un mes y medio en marcha y, según los plazos que maneja Urbanismo, está previsto que las actuaciones de esta primera fase finalicen antes de Semana Santa, incluyendo actuaciones hasta la calle de Postigo de Arance.

«Las obras son 18 meses, depende de cómo vaya la fase uno, del tiempo real. Las futuras fases irán más rápidas. Hemos de tener la habilidad para encajarlo e irnos antes de Semana Santa», aseguró el concejal de Urbanismo, Raúl López. La adjudicataria de esta intervención, de 3,82 millones de euros, es Acsa Obras e Infraestructuras SAU-Hormigones Asfálticos Andaluces SA.

12

La Tribuna de los Pobres, totalmente desmontada Álex Zea