La Comisaría Provincial de Málaga da unos consejos para comprar de modo seguro este Black Friday, ya que el aumento de las compras también suponen un mayor riesgo de sufrir fraudes online. Con unas sencillas pautas, el ciudadano evitará convertirse en víctima o al menos minimizará las posibilidades de serlo durante esta tradición anglosajona que da inicio a la temporada de compras navideñas.

En primer lugar, la Policía Nacional insta a utilizar siempre el sentido común a la hora de realizar sus compras, empezando por "no introducir el número de tarjeta en páginas web de dudosa confianza y, en caso de duda, no realizar la transacción". Por ello, se aconseja desconfiar de las gangas que circulan en páginas de dudosa reputación. Hay que tener en cuenta que la oferta de un producto a un precio increíblemente atractivo podría ser el anzuelo perfecto para picar en un fraude en internet, por lo que es recomendable revisar las opiniones de otros compradores en el sitio web.

Antes de realizar las compras online, la Comisaría Provincial insta a comprobar que la transmisión de datos sea segura. Hay que fijarse si en la URL donde se introducen los datos bancarios tienen los protocolos HTTPS y comprobar que aparece el icono de un candado en la barra de direcciones del navegador. Además, recuerdan que no se debe conectar el dispositivo desde el cual se hará la transacción a una red wifi pública, ya que hay riesgo alto de que las comunicaciones sean intervenidas por algún ciberdelincuente durante el proceso de compra.

También se recomienda cotejar regularmente que los cargos recibidos corresponden con las compras realizadas y, además, utilizar plataformas intermedias de pago como tarjetas prepago o saldo reducido. Por último, la policía aconseja al cliente que utilice una doble comprobación para aprobar las transacciones. Desde un código del banco remitido al móvil hasta una tarjeta de coordenadas