El Hospital Materno Infantil de Málaga, con la reforma del área de Urgencias pediátricas, aumentará la cifra de consultas y puestos de triaje con el fin de dar respuesta a las necesidades asistenciales de la población. «Cada año son atendidos aquí más de 100.000 menores de 14 años de edad, lo que evidencia que además del tiempo, estas instalaciones tienen un desgaste considerable», apuntó ayer la delegada de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro, que visitó las obras.

Los trabajos en el área de urgencias, que comenzaron el pasado mes de mayo y concluirán a finales de este mes, han supuesto una inversión de más de 270.000 euros. Junto a Navarro estuvieron el delegado de Salud y Familias, Carlos Bautista, la directora gerente del Hospital Regional de Málaga -complejo hospitalario al que pertenece el Hospital Materno Infantil-, María del Mar Vázquez, y profesionales.

La delegada conoció las obras de adecuación del área de urgencias, que ha reordenado sus espacios y ha aumentado su capacidad al pasar de nueve consultas y un triaje, a once y tres, respectivamente, uno de los cuales será para emergencias.

Asimismo, se ha acometido la ampliación y reordenación del almacén de urgencias, la adecuación de los aseos y la reorganización de despachos y zonas de descanso de los profesionales.

Las urgencias pediátricas de este centro cuentan con diferentes circuitos de priorización, uno de ellos para pacientes con sospecha de infección por Covid.

Además de la reforma del interior de los espacios, se ha actuado en el exterior del edificio, con la reparación de la marquesina de entrada, adaptando el espacio a las necesidades de los transportes de emergencias.

El área de Urgencias de Pediatría del Materno cuenta con cerca de 70 profesionales de todas las categorías. Pertenece a la Unidad de Cuidados Críticos y Urgencias Pediátricas y dispone de dos áreas de Observación en las que cada año ingresan en torno a 1.400 menores con una estancia media inferior a 24 horas. Además, cuenta con una sala quirúrgica, un área multifuncional de Enfermería, un Área de Aislamiento con cámara de presión negativa, dos salas de espera diferenciadas y un área de críticos.

Navarro afirmó que el Gobierno andaluz «continúa invirtiendo en la ampliación y mejora» de los dos principales centros hospitalarios de la provincia, el Regional y el Clínico, «a la par que impulsamos el proyecto del nuevo hospital», que se ubicará en los terrenos del Civil.

La inversión de la Consejería de Salud y Familia durante los dos últimos años en la provincia de Málaga, sólo en infraestructuras, roza los 80 millones de euros, «destinados a la mejora de las plantas hospitalarias y de atención primaria», señaló la delegada.

Además, indicó que en los presupuestos andaluces para 2022 se incluyen, de hecho, 4,2 millones de euros «para seguir mejorando, ampliando y dotando del mejor equipamiento al Regional y al Clínico Universitario Virgen de la Victoria.